En estos tiempos del Internet, cuando una persona quiere comprar un producto o un servicio lo primero que hace es ir a su buscador de preferencia y buscar toda la información necesaria para tomar esa decisión de compra. Sin embargo, muchas veces lo que se logra recolectar no es la suficiente para tomar una decisión concreta.

Esto ocurre aún más cuando se trata de la investigación previa a la compra de una casa. Pero, ¿por qué no nos permitimos recabar suficiente información antes de hacer una compra inmobiliaria?

Por lo general, se cree que cualquier pedazo de tierra tiene plusvalía, cuando en realidad la evidencia nos muestra que este principio no aplica para todas las propiedades.

La compra de una casa o apartamento no se debe tomar a la ligera ya que es una actividad que impacta todas las áreas de nuestra vida.

Existen varios mitos o creencias populares, bastante alejadas de la realidad, que es preciso conocer si en tus planes a corto o mediano plazo incluyen comprar una casa.

Nuestro amigo y experto en finanzas personales, Daniel Herbruger de “La Asignatura Pendiente”, se basó en el libro “Zillow Talk: The New Rules of Real Estate” (Spencer Rascoff y Stan Humphries) para aclarar algunos de estos mitos que pueden afectar la decisión de comprar la casa de nuestros sueños.

1. La “Pornografía Inmobiliaria”

En la televisión hay muchos programas de remodelaciones de casas donde una pareja o una familia son asesorados por un experto en bienes raíces para encontrar la mejor casa de la ciudad, la cual encuentran de forma fácil y rápida.

Esto provoca que las personas comparen su situación real con esos ideales surrealistas y que se enfoquen más en cosas que no necesariamente impactan el concepto de inversión en su propiedad. No es recomendable basar las decisiones de vida en un programa de 30 minutos.

 

“La Pornografía Inmobiliaria hace que las personas siempre estén insatisfechas con lo que ya tienen.”

Daniel Herbruger

Experto en Finanzas Personales, La Asignatura Pendiente

2. ¿Deben comprar casa los recién casados o familias jóvenes?

Las parejas jóvenes o recién casados suelen cometer muchos errores al principio de su relación ya que tienden a ser impulsivos para tomar decisiones. Cuando una pareja tiene pensado comprar una casa se recomienda que ambos adquieran la mayor cantidad de información sobre la propiedad que buscan comprar. Satisfechos y seguros con lo indagado, entonces se recomienda tomar la decisión.

Cuando no se está bien informado, se corre el riesgo de ignorar varios aspectos importantes que pueden afectar nuestro futuro. Por ejemplo, se debe considerar como prioridad la estabilidad laboral o económica, ya que un cambio en ese sentido afectará su futuro.

 

“Una vez realizada la compra, es muy difícil salir de ese compromiso sin sufrir consecuencias financieras.”

Daniel Herbruger

Experto en Finanzas Personales, La Asignatura Pendiente

3. Las mejoras en una casa aumentan su valor

Rascoff y Humphries hacen una comparación de las casas con los vehículos, ya que, al pasar el tiempo, éstas se van devaluando poco a poco. Poner la cocina o el baño “a la moda” no ayuda a elevar el valor del inmueble. En 10 años esos cambios se van a ver viejos y la supuesta inversión comienza a perder valor.

4. ¿La ubicación de la casa es determinante para el valor de la casa?

Los autores de “Zillow Talk: The New Rules of Real Estate” recomiendan no buscar propiedades en el centro de la ciudad sino en lugares aledaños ya que tienden a tener un crecimiento mayor que las ya están ubicadas en el centro. Esto se da por el crecimiento constante de las ciudades cuya expansión resulta en la revaluación de las propiedades en lugares aledaños.

Cuando quiere comprar una casa para vivir o invertir es importante tomar la decisión con base en la información que se tiene sobre inversión, mantenimiento, oportunidades, enganche e intereses.

Para comprar el libro online puedes ingresar en el siguiente link: https://www.zillow.com/zillowtalk/