Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Hace solo dos semanas fue declarado persona non grata en el país, además el presidente Jimmy Morales ordenó su expulsión inmediata. Iván Velásquez, comisionado de Naciones Unidas contra la Impunidad en Guatemala, en entrevista ConCriterio habla sobre esa tensión, pero además sobre sus razones para permanecer.

“No pensé que iba a ser una fractura tan fuerte con el Presidente de la República”, con el que tenía buenas relaciones, pero naturalmente a nadie le gusta que se investigue a su familia, pero hay un hecho que fue cometido. Ojalá nos hubiéramos evitado esta fractura en la relación personal, pero se configuro un delito de fraude y de lavado de activos,” así respondió el director de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

El caso del hijo y hermano del presidente es el menos selectivo, agregó en referencia a la crítica constante de justicia selectiva hacia CICIG bajo su administración: la acusación contra el hijo y hermano del mandatario, explicó, fue una diligencia en seguimiento a las investigaciones de corrupción en el Registro de la Propiedad: “no se estaba buscando nada del presidente”.

El domingo 27, cuando a las 6 de la mañana circuló un vídeo en la red social de Twitter, en el cual el presidente lo expulsó del país, Velásquez había dormido poco. “Yo he sido rechazado varias veces, como el patito feo, pero esa expresión me sorprendió, Para mí es realmente incomprensible que después de una conversación de un viernes en Naciones Unidas, un domingo amanezca con ese mensaje, no creí que podía llegar a eso, por lo menos en esos términos”

Es necesario que transcurra el tiempo, dijo, para racionalizar más acerca de ese día y la decisión presidencial.. “Hay sectores en el país que pretenden un enfrentamiento, polarizar y generar una sensación de crisis por todo lo que representa para ellos”.

¿Cuál es la diferencia entre lo ocurrido en el 2015 y 2017? El caso Cooptación del Estado marca un giro, observó Velásquez: “Cuando todo era Roxana Baldetti, hubieran permitido hasta que se despedazara, que se cometieran ilegalidades, pero cuando se presenta Cooptación del Estado, que de lo que se ha tratado era un sistema que captura al Estado, hay sectores o personas que se sintieron afectados. Eso hizo que el grupo en el Mariscal Zavala hiciera alianzas con quienes están más cerca en el radar y entonces sacan a luz campañas de desprestigio que además, son campañas muy bien financiadas”

El cuanto a la constante pregunta, sobre la persecución hacia Sandra Torres, líder de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), el comisionado explicó: “No defendemos a nadie, pero las investigaciones criminales se sustentan con elementos probatorios, si alguien tiene las prueba o una ruta a seguir que nos las muestre”.

Eso mismo dijo en referencia a CODECA y otros grupos que pueden estar sujetos a averiguaciones. “No hay intocables”

En cuanto a las propuestas de promover una política de “perdón y olvido” a los casos de corrupción, una alternativa que se presenta últimamente como una vía de salida, Velásquez rechazó la idea: “Estoy en contra de las amnistías, me parece que esto afecta la moral ciudadana, que establecer perdones generalizados, impunidades generalizados, afecta la ética pública. Más que amnistía es decretar impunidad, pero creo que hay alternativas.

“Se pueden hacer convenios, cuando se reconoce que se ha cometido un delito el cual tuvo consecuencias, se enmienda en cierta manera lo que se hizo y se beneficia, existen también las medidas sustitutivas

El comisionado resaltó que recibe expresiones de personas que se acercan a manifestar simpatía, similares a las de 2015 y 2016. “Voy en un avión y los pasajeros se acercan para mostrarme su gratitud, porque creen que su país saldrá adelante”, “La expresión de hoy quizá sea más importante porque es más razonada, la de 2015 era emotiva. Ahora hay una oportunidad de construcción”

El comisionado no se va, pero motivó a realizar un análisis de qué es lo que está provocando la polarización y la crisis: “Esta no es una causa, no es un asunto mío, ser una imagen de algo, pero mejor que apoyo yo preferiría compromiso”.

Una oyente ConCriterio envió una pregunta, la última que respondió el comisionado durante la entrevista: ¿Qué motivan a Iván Velásquez a seguir en Guatemala? “La convicción y la eperanza” respondió.