Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) ha recorrido el ciberespacio y  ha detectado y analizado el trabajo que realizan los netcenters en Guatemala. Su principal tarea: “desacreditar los avances en la lucha contra la corrupción y amedrentar a aquellos que la impulsan”.

Desde 2016 a la fecha, estos internautas informáticos han crecido y los investigadores de la CICIG señalan que su análisis demuestra que un usuario a cargo de controlar un netcenter (cuenta madre), puede crecer entre 5-10 usuarios falsos cada día. Eso representa de 150 a 300 seguidores más cada mes.

El undécimo informe de trabajo anual de la comisión detalla que los usuarios de  las redes sociales que adversan el trabajo de la comisión en su lucha contra la corrupción, no son numerosos, sin embargo: estos grupos anónimos que crean múltiples cuentas en redes sociales, pero que no representan a una persona física. De esta manera, se pueden crear tendencias de opinión en los espacios virtuales que no representan necesariamente la real opinión de la población guatemalteca.

integrante del colectivo Justicia Ya, dice que estos fantasmas de la red han logrado permear en la opinión pública y considera que la CICIG no debe quitar su lupa de ellos e investigar la procedencia de su financiamiento:

Todo lo que pueda aportar de dónde viene porque se tienen indicios incluso de que el dinero viene de fondos públicos. Pueden ser un brazo de las tácticas que utilizan las  CIACS para garantizarse impunidad. Creo que entran en el marco de investigación y el mandato de la CICIG.

En febrero de este año ConCriterio publicó la nota Así operan los netcenters en Guatemala, en plena impunidad.

En esa oportunidad el administrador de un netcenter, sin revelar su nombre, dijo que su  especialidad son las difamaciones, rumores y calumnias en contra de  quienes apoyan la lucha contra la corrupción:

“Lo que hacemos en el caso campaña negra es que, de acuerdo con el requerimiento del cliente, se busca información personal de alguien a quien se quiere  difamar o calumniar. Muchas veces se hace para desviar la atención”

El operador además reveló algunos de los grupos para quienes trabaja: “Yo tengo un grupo de personas con intereses en común. Algunos de ellos abogados de personas que guardan prisión en Mariscal Zavala. Otros de diputados y de algunos prófugos. Al final todo es para atacar a Iván Velásquez”.

Helen Mack, directora de la Fundación Myrna Mack, quien ha sido víctimas de estas cuentas falsas, dijo que es necesario abrir investigaciones sobre delitos cibernéticos de este tipo, pero de la mano cree necesario impulsar reformas penales:

 Porque ahí se tienen que incluir otra clase de delitos, porque todo eso que hace el  netcenter tiene que ser perseguido.  Pero ellos en este momento se sienten tranquilos porque no existe el delito y por eso siguen trabajando con esa impunidad.

En la nota publicada por Con Criterio en febrero, una joven denunció a este medio  que fue contactada por la directora de noticias de la televisión abierta con el fin de que trabajara en un “netcenter” al servicio del Gobierno, justo cuando Jimmy Morales atravesaba la peor crisis de sus gestión tras declarar persona non grata a Iván Velásquez, comisionado la  CICIG en agosto de 2017.