Gracias a las donaciones, la vacunación contra el Covid-19 se amplió a más grupos poblacionales. Y aunque muchos pueden ir ya a recibir el pinchazo en el brazo, hay un grupo minoritario que no irá porque son negacionistas o simplemente no creen en la vacuna.

Silvia Mansilla, una escritora y promotora de turismo espiritual de 51 años:

Creo que el sistema inmune es más capaz de defenderse de cualquier manera. Si antes estábamos divididos en derecha o izquierda, ahora nos quieren dividir en los que se vacunan y los que no queremos. La gente quiere obligar al otro, yo siempre me he protegido de manera natural a mi hija le dio coronavirus y usamos “superfood” todas las cosas naturales que ayudan a defender tu sistema inmune.

Sin embargo, esta mujer aplicó a sus hijas ciertas vacunas que el sistema ofrece para la infancia. No obstante, su postura es que no debe ser obligatorio.

Daniel Reyes, defensor del Trabajador de la Oficina del Procurador de Derechos Humanos, cree que la vacuna es voluntaria, pero a la vez una obligación social y no descarta que el futuro cercano las empresas demandarán su aplicación:

En cierto momento hasta será un requisito, porque lo que se va a buscar es la seguridad de todos y hay algo importante, el Código de Trabajo establece la seguridad e higiene en los centros de trabajo y el patrón está obligado a adoptar las medidas necesarias para controlar de enfermedades y pandemias y si ellos lo ven bien van a pedir las constancias de vacunación y van a estar emparados.

Por ejemplo, hay quejas de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) de que la institución obliga a su personal a inmunizarse. ConCriterio recibió una nota emitida por la comisaría 51 de Alta Verapaz, en la cual se instruye que tienen fecha límite para vacunarse con la primera dosis y además se pide un informe de quienes se inmunizan y quienes no. Para quienes no se vacunaron “deberán entregar un informe exponiendo los motivos por los que no lo hizo (debe ser individual) y quienes lo hicieron, deben escanear el carné de vacunación y remitir dos copias a la autoridad competente.

El Defensor del Trabajador de la PDH, dijo que dará seguimiento al tema:

Yo lo miraba en instituciones privadas pidiendo las constancias, pero vemos que la PNC lo está haciendo y se tendría que evaluar que va a pasar con los que no se vacunen porque esto es voluntario.

Jorge Aguilar, vocero de la PNC respondió vía chat que la vacunación es voluntaria y que a la fecha 22 mil agentes se han inmunizado, pero omitió comentario sobre la denuncia de los policías.

Amanda Santizo, una abogada que tampoco cree en la vacunación dijo:

Mi visión legal que ningún Estado puede obligar a suministrarse cualquier vacuna bajo el argumento del bien común. En caso de que (a alguien de) mi familia lo quieran obligar, vamos a tomar las acciones de amparo correspondiente porque tenemos sustento nacional e internacional. Muchas acciones en otros países se están revocando por los tribunales constitucionales.

Esta semana Damon Leicty, un juez federal en Estados Unidos, amparó a la universidad de Indiana que requiere a todos sus estudiantes, docente y cuerpo administrativo, constancia de vacunación para entrar a su campus el próximo semestre. ¿La base del amparo? La protección de la salud pública.

Matiza Ochoa, psicóloga industrial señala que las empresas deben ser cuidadosas:

Los empleadores deben hacer conciencia en el bien común, pero no se puede exigir como un requisito para que las personas se mantengan en el trabajo.

El fin de semana, Francia vivió jornadas de protestas contra las medidas del presidente Emmanuel Macron sobre la aprobación del certificado de vacunación para acceder a espacios públicos.