¿Aún no tiene planes para el fin de semana? Qué le parece una escapada a una laguna de aguas cristalinas, rodeada de cafetales y con un clima acogedor: se trata de la Laguna de Ayarza en San Rafael Las Flores Santa Rosa, a tan solo 48 kilómetros de la capital; los últimos 15 minutos del viaje son los más aventureros, pues se hacen por una carretera de terracería que por estos días está en muy buenas condiciones; solo después de unas cuantas pendientes se encuentra ese regalo de la naturaleza.

El año pasado pescadores, lancheros, dueños de restaurantes debieron abandonar la laguna por la pandemia. Hoy están de vuelta y ven el verano como un aliado para resurgir.

 

Antonio Franco, tiene un restaurante a la orilla de la laguna y paga mensualmente Q4 mil 200, pero sus ventas han sido mínimas: (220)

“Entre semana poca gente viene, hay días que vendemos Q200, Q150 o nada”.

Franco tiene la esperanza que cada fin de semana del verano las visitas oscilen entre 500 personas. La especialidad en su restaurante son los mariscos, aquí los locales tienen una peculiaridad: cada vez que tienen una orden van a la laguna a traer el producto:

Cada negocio tiene una jaula con una maya y mantenemos los peces vivos, la persona pide una mojarra, la sacamos y va fresquecita al sartén, esta maya está anclada al agua. Una mojarra frita de una libra cuesta 40 en este local.

Y si después o antes de comer quiere un paseo en lancha, andar en kayak o bicicleta acuática Jorge Camey ofrece estos servicios:

Los precios son accesibles: 15 minutos de kayak Q15, media hora Q25 y la hora Q50. Las bicicletas acuáticas Q100 la hora, Q50 media hora y Q30 los 15 minutos.

Y ¿Cómo está el camino? Está excelente porque tiene mantenimiento, -y como es terracería ¿qué tipo de carro puede llegar? – Carros sencillos y de doble tracción.

El ingreso al área de la laguna tiene un valor por vehículo de Q20