Es la Segunda Calle y Segunda Avenida de la zona 13 de la ciudad… apenas hace ocho días estas cuadras estaban acordandas por policías. Ahora parecen vacías, pero están llenas de zozobra. Eso queda del Lunes 24 de Julio, cuando estalló el últimomontín en el centro correccional de menores Las Gaviotas.

Las autoridades de la Secretaría de Bienestar Social (SBS) aún no concluyen el saldo del desorden y no pueden responder con certeza cuántos menores escaparon.

Aunque el pasado viernes informaron a ConCriterio que 3 adolescentes se encontraban desaparecidos, existe una historia cuyos indicios llevan a sospechar que el conteo no es riguroso.

ConCriterio conversó con dos guardia de seguridad privada de empresas vecinas al centro correccional. Estos no quisieron ser identificados, pero esta es la historia que contaron.

Un grupo de adolecentes que calculan entre 3 y 5 escaparon de Las Gaviotas y se refugiaron en la vivienda con el numeral 2-40, ubicada sobre la 2ª. Calle de la zona 13. Aprovecharon que el dueño estuvo fuera y allí vivierondurante 4días.

Hicieron de esa casa su refugio:usaron todos los espacios, cocinaron y vaciaron el refrigerador, de hecho su último banquete fue una cacerola de arroz, la cual no terminaron.

El relato de los dos guardias de seguridad refiere que la casa quedó sucia despuésde esa visita… pero ¿cómo lo saben? La mañana del pasado viernes, cuando la señora que cada semana limpia la residencia se acercó, asustada pidió a los policías que la acompañaran al interior de la casa. Tenía miedo, incluso cuentan que se persignó mientras avanzaban y se percataban que alguien durmió, comió y vivió en esa residencia por varios días. No fue su dueño, pues este habita el lugar solo cierto tiempo. Los visitantes fueron Las Gaviotas, quienes, dejaron tirados sus uniformes de correccional.

 

“Yo fui el primero en venir y vi abierta la puerta, algo que me pareció extraño” “…ahí estuvieron viviendo desde el lunes, se escuchaban ruidos pero nosotros no le pusimos atención, pero ahí hicieron destrozos, cocinaron y se pusieron la ropa del señor”

La señora no quiso hacer los oficios, estaba aterrorizada.

 

La Policía Nacional Civil fue alertada sobre lo sucedido. Un agente, de hecho, se acercó a la casa pero dijo a la señora del servicio de limpieza que sin una orden de juez no podía ingresar al domicilio, por lo que la empleada solo cerró la puerta y dio aviso a los dueños del lugar.

El director de comunicación social de la PNC, Pablo Castillo dijo que no se comprobó si el dueño de la vivienda presentó denuncia.

Los guardias deducen que los jóvenes dejaron la casa la madrugada de ese viernes y suponen que usaron ropa del dueño de la casa y siguieron con el plan de fuga.

“Se fugaron el viernes por la mañana y nadie se percató, los policías se retiraron el jueves a las siete de la noche”

Un vecino del lugar que declinó hablar al micrófono dijo que el dueño de la casa llegó el sábado a constatar lo ocurrido. Entró y llevaba una mascarilla, pues según relató los intrusos dejaron excrementos en el lugar. El dueño de la vivienda estuvo unos 20 minutos en el interior de la misma y se marchó. ConCriterio intentó ubicarlo, pero no fue posible.

.

El centro correccional Gaviotas hay una población de 368 jóvenes que según las autoridades son todos menores de edad. El 25 por ciento está en el centro por asesinato, el 19 por ciento por extorsión, el 16 por ciento por portación ilegal de arma de fuego y el 9 por ciento por delitos menores.

Escuche la nota aquí