Leopoldo Guerra, el Director del Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral (TSE), ha debido pelear batallas de diferentes frentes en estos 60 días de inscripción de candidatos a  cargos de elección popular. Guerra, en primera instancia, es quien  decide  quién participa y quién no en el proceso electoral. Su trabajo le ha costado confrontaciones como la del mes pasado cuando fue citado por los jefes de bloque del Congreso;  así le increparon los congresistas Estuardo Galdámez y Alejandra Carrillo:

“¿Por qué está usted condenando a los tránsfugas si ellos fueron electos mediante el contenido de una norma anterior?” Galdámez.

“Usted no puede utilizar un artículo fraudulento para decidir quiénes sí y quiénes no…. esperemos en 20 años que usted no tenga que sufrir  las consecuencias”. Carrillo.

Los ataques, señala el registrador, no se han detenido y ahora nombra a los remitentes: Ricardo Méndez Ruiz y su fundación Contra el Terrorismo además de Guatemala Inmortal.

Hay acusaciones falsas de extrema derecha, sé que sus pretensiones son revocar la candidatura de la señora Thelma Aldana, pero con esos argumentos no van a llegar a ningún lado. Han empezados a difamar,  especialmente a mi hija que es una profesional del Derecho, expusieron a los miembros de mi familia.

Además, cree que hay cierto resentimiento de Méndez Ruiz hacía él por otra de sus resoluciones:

Entiendo que el Partido Liberal de Guatemala (PLG) por el cual el señor Méndez Ruiz pretendía ser candidato presidencial, ya no participó porque yo, como Director del Registro, rechacé la inscripción de la asamblea de ese partido por defectos de haberla realizado en un lugar que no era el señalado. El TSE ratificó esa resolución y ya no participó ese partido. Y eso podría ser otro elemento a parte de sus temas ideológicos.

Guerra afirma que tiene todas las pruebas para denunciar a Méndez Ruiz, pero señala que por ahora no lo hará. Aunque sí solicitó  medidas cautelares a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Los ataques han venido de forma gradual: primero memoriales, después panfletos, denuncias. Entonces ¿qué puede esperar uno? Ya solo acciones de hecho contra la integridad física de nosotros, en consecuencia yo solicité las medidas cautelares y el Estado de Guatemala deberá tomar las medidas pertinentes para garantizar la integridad de mi vida.

Esta semana fueron colocadas mantas en las que se pide su destitución. Foto: Prensa Libre.

En tanto la organización Guatemala Inmortal ha denunciado al funcionario electoral por violencia contra la mujer. Según Raúl Falla, abogado de la misma, Guerra manifestó que el grupo que lo calumnia está integrado por mujeres. El abogado también dijo:

Lo que debería hacer es actuar con legalidad y dejar estarse escondiendo detrás de las diferentes acciones jurídicas y mediáticas que  hemos tomado.

Falla reprocha que Guerra haya inscrito a Thelma Aldana como candidata a la Presidencia, toda vez que la exfiscal fue jefa de su hija. Y Guerra responde:

Mi hija fue contratada por el departamento de Recursos Humanos y la Ley de Contrataciones regula que corresponde a la máxima autoridad emitir el acuerdo en las que se aprueban las contrataciones.

Así mismo reiteró que su hija no forma parte de las candidaturas políticas del partido Semilla como también circuló en redes sociales.

Escuche la nota aquí: