En enero 2020 Guatemala tendrá un retroceso de 22 años en el proceso de emisión de licencias de conducir. El 31 de diciembre vence el contrato para la prestación de este servicio con la empresa Mayoreo de Comunicación S.A (MAYCOM), encargada del procedimiento desde 1998.

La compañía pretendía obtener un nuevo contrato por otros siete años, pero un error en el llenado de las formas de licitación provocó que no se le adjudicara el contrato, a pesar de que fue la única interesada en el negocio.

El error para no contratar a MAYCOM fue porque presentó la fianza a nombre del Departamento de Tránsito, cuando debió hacerlo a nombre de la Dirección General de la Policía Nacional Civil (PNC). Y con base en el artículo 30 de la ley de contrataciones se botó el concurso, en este la legislación establece que:

“La Junta de Licitación rechazará sin responsabilidad las ofertas que no se ajusten a los requisitos fundamentales definidos en las bases…”

Édgar Ramírez tiene 60 años y buena parte de su vida ha trabajado como piloto, desde hace 27 años posee licencia. En el pasado era el Ministerio de Gobernación la institución encargada de emitir el permiso. Ramírez recuerda algunas particulararidades del documento:

“La licencia tipo “A” profesional era color blanco, y la liviana rosada, incluso aún recuerdo el número de mi licencia: 195210”

El experimentado piloto no olvida el suplicio que implicaba obtener el documento:

Era un poco complicado, tardaba entre una semana o semana y media el trámite, no era como ahora que es rápido. (150) Era bastante tedioso, había que hacer largas filas, era bien complicado.

Alternativas

Ante la ausencia de un emisor, el Departamento de Tránsito de la PNC ha lanzado  propuestas para solventar el problema mientras se inicia otro concurso y se adjudica el contrato. Las opciones son:

  • Volver a las licencias de cartón.
  • Que el Congreso emita una extensión de un año para quienes se les vence el documento en 2020.
  • Que el certificado de las escuelas de automovilismo sea válido como primera licencia.

Carlos Menocal, exministro de Gobernación, señala la irresponsabilidad y falta de voluntad política de las autoridades porque el procedimiento se debió hacer con antelación y si no se hizo pudo extenderse una prórroga del contrato para evitar estos inconvenientes:

 “Al final es el ciudadano el que se encuentra con la incertidumbre, evidentemente a partir de enero habrá un colapso. Esto debió de planificarse desde el año pasado o principio de este año para que en febrero estuviera la licitación abierta y se sortearan todas las inconformidades. Por ejemplo, con nosotros el contrato de Maycom vencía en 2011 y dijimos “no hay que ser irresponsables” no va a dar tiempo para hacer una licitación, así que extendamos por 2 años el contrato para que el nuevo gobierno asuma la responsabilidad y decida si quiere cambiar luego al proveedor”.

Los elementos de seguridad en los datos y documento para conducir en el extranjero son otros aspectos que preocupan. El nuevo contrato con Maycon era por Q856.9 millones para un periodo de siete años.