El 14 de marzo en cadena nacional el presidente Alejandro Gimmattei hizo el siguiente anuncio:

 “Se suspenden las clases en todos los niveles de la educación pública y privada por los próximos 21 días”.

Simultáneamente casi podía escucharse en todo el país la algarabía de niños, adolescentes e incluso universitarios que celebraron la noticia. Muchos pensaron vacaciones, pero las autoridades salieron al paso para aclarar que no es periodo de descanso, qué deben seguir los estudios en casa.

Hoy se cumplen 13 días de aquel anuncio y el entusiasmo con que recibieron la suspensión de clases se ha ido:

¡Bastante aburrido, termino mis tareas y no tengo nada que hacer, ya hasta ordené mi cuarto y luego no tengo nada que hacer, me aburro demasiado!

¿Se extraña el colegio?

Es la experiencia de Emilio Hernández, un estudiante de 17 años del Bachillerado, quien no imaginó que llegaría a extrañar el colegio:

Yo dije: que rico no ir al colegio y descansar, pero sí hace falta ir.

Rodrigo Castañeda, otro estudiante de bachillerado, de 17 años, también debió continuar sus clases en casa, pero a diferencia de su contemporáneo,  él cree que las clases a distancia son lo suyo:

Me gusta recibir clases aquí en mi casa porque siento que es más fácil para mí y me concentro más; pero no poder salir ni a comprar ni a la tienda eso sí es un poco tedioso, ¿has extrañado el colegio? No, el colegio no, solo salir a caminar

Las jornadas de estudio, aunque no son tan extensas como lo normal sí logran ocuparlos toda la mañana:

Me levanto a las 8, nos han dejado trabajo y hacemos videoconferencias para resolver dudas, entonces un poco más para mí, aunque mis compañeros me han dicho que no se pueden concentrar porque se distraen con el teléfono.

Aplicaciones de moda

Por la tarde empieza el reto del entretenimiento:

 Hernández empieza con el perro, algunos juegos en el teléfono y posteriormente las aplicaciones que están colapsando:

Tengo un grupo de amigos y en la aplicación HouseParty, en donde se puede hacer video llamadas con varios amigos y simultáneamente estar jugando.

HouseParty es una de las aplicaciones más populares entre los adolescentes durante la cuarentena; es un sitio para hacer videollamadas con grupos de hasta 8 personas e interactuar con juegos simultáneamente.

 Castañeda también es usuario de esta red, además de Instagram, que le permite conectividad simultánea con más personas. Y que no se piense mal dice, no es solo para el ocio:

Platicar sobre las tareas -generalmente pasarnos copia- y si no nos explicamos los temas; también hablamos de chavas o cosas así.

Los jóvenes han tomado consciencia de la dimensión del Covid-19 y respetan las medidas:

Aunque a la gente le cueste dar clases así o haya agobio, es lo mejor para evitar lo que está pasando en Italia o lo que pasó en China.

Con el comportamiento de la gente que no hace caso a las medidas que está poniendo el gobierno, por esa gente puede empeorar” Hernández.

Hace tres díasTedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud, emitió unas palabras que, bien podrían interpretase como un jalón de orejas para los más los jóvenes:  “Tengo un mensaje para los más jóvenes: aunque los adultos mayores son los más afectados, los jóvenes no son invencibles, este virus los puede poner en el hospital por semanas o incluso matarlos”.