Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Eran las 8:30 de ayer, cuando una joven mujer, entre los 22 y 25 años, ingresó a la sala de audiencias más grande del Organismo Judicial. Allí mismo donde se tenía previsto iniciar juicio en el caso Botín Registro de la Propiedad. Esa joven, acusada por el Ministerio Público por peculado por sustracción, no iba sola, en sus brazos, cubierto con una frazada amarilla un pequeño pie dejaba ver a su bebé de cuatro meses, una niña que nació en la prisión y que vive con ella recluida.

Se trata de Jennifer Alejandra Flores Villeda quien justamente hace un año fue enviada a prisión preventiva, acusada de conformar la red que, según el Ministerio Público (MP), Anabella de León, conformó para cometer actos fuera de la ley en el Registro General de la Propiedad (RGP).

Aunque el juicio no se inicia, el Tribunal Décimo Tercero comienza las diligencias. Y de pronto se escucha el llanto. Todos alzan los rostros para buscar donde está el niño: es la niña, una bebé que ha vivido entre prisión y tribunales. En tres ocasiones intentamos abordar a la joven madre, pero siempre tiene un motivo para evitar hablar a nuestros micrófonos. No insistimos más, ella solo dice.

“Es que ahorita le tengo que cambiar pañal”

En la investigación del MP y la CICIG, Flores Villeda figura como contratista, la exregistradora, Anabella de León, quien también guarda prisión, es acusada de contratar a grupo de familiares para sustraer fondos de la institución. El hermano de la joven madre también está en la cárcel por el mismo delito. Según las pesquisas él sostenía doble plaza: en el Registro y en el Congreso.

Durante el receso para el almuerzo, la familia compartió el almuerzo: la bebé, los dos hermanos procesados y los padres ambos.

La otra niña, que se ha convertido en parte del caso Botín Registro de la Propiedad indirectamente es la hija de Blanca Elizabeth Amaya Morales, acusada por peculado por sustracción. Su hija tiene 10 meses y vive con ella en la cárcel. Hace unas semanas enfermó de gravedad. Esto cuenta su mamá:

“Tengo una niña de 10 meses, está conmigo en Santa Teresa, es bien difícil, mayormente por los niños, incluso mi hija hace un mes y medio tuvo punto de neumonía, la saqué grave”

La madre, desde hace 10 meses, cuando nació su hija, pudo haber salido de prisión. Ella, aparte del hijo y hermano del Presidente Jimmy Morales, es otra que goza de libertad bajo fianza. Pero no ha podido pagar los Q100 mil, así que permanece encarcelada.

“Yo no tengo dinero para la caución económica para poder irme para mi casa, desgraciadamente no me puede ir; se está solicitando una revisión para que me bajen el monto, me han hecho estudios socioeconómicos”

De acuerdo con datos de la Dirección del Sistema Penitenciario en las prisiones del país, hay 103 niños y niñas de 0 a 4 años, viviendo con sus mamás. 16 mujeres más están embarazadas, por lo que la población infantil en las cárceles del país crecerá en los próximos meses.

ESCUCHE LA NOTA AQUÍ