Los guatemaltecos pagan más por su servicio de Internet que los costarricenses y panameños. Esos son los datos de la Comisión de Banda Ancha de las Naciones Unidas que en 2019 recopiló tendencias de precios de las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

El informe comparó qué porcentaje de la renta nacional bruta per cápita mensual deben gastar los usuarios para acceder a la canasta de datos móviles. Según la Comisión, para que un plan esté al alcance de los bolsillos, los usuarios deberían de gastar menos del 2%.

En Centroamérica, sólo Costa Rica y Panamá poseen una cifra por debajo del umbral de asequibilidad. En Guatemala, la cifra es del 3.6%.

 

Harim Estrada, de 40 años, es profesor en Joyabaj, Quiché, y a raíz de la pandemia debió aumentar su plan de datos, pues debió impartir sus clases en línea.

Estrada paga Q200 mensuales para recibir 5 megas, lo que a él le representa el 5% de sus ingresos. Sin embargo, la conexión se le dificulta:

“Hay días donde los establecimientos se conectan en diferentes lados, entonces la carga es fuerte a la señal y en ese día si ya cuesta un poquito, tanto con estudiantes, como en lo personal.

En Guatemala, según el mismo informe, por un precio de $USD21.99 (PPA$) mensuales un usuario puede adquirir un plan de 2.5GB. Este es el plan más barato, de al menos 1.5 GB, del operador más grande del mercado. En Costa Rica, dicho plan lo ofrece una empresa estatal, cuesta la mitad del dinero y ofrece al usuario 2GB.

¿A qué se deben las variaciones de precio en la región? Pablo Barrera, miembro de la junta directiva de la Comisión de Information Technology Outsourcing de la Asociación de Exportadores de Guatemala (Agexport), explica:

“Hay tres indicadores clave. Primero, lo difícil o fácil que sea proporcionarle al usuario el internet, es decir, la infraestructura que exista para proporcionar el servicio. El otro punto es el nivel de competencia, cuántos operadores están prestando el servicio en el país, puede ser que en un país hayan 4 o 3, entre menos competencia, los precios al consumidor final serán más altos. El tercer punto, en las comparativas que usted muestra se usa el poder adquisitivo de la persona en el país. El poder adquisitivo per cápita en Costa Rica es mucho mayor en Guatemala, por ende, pagar un dólar en Costa Rica va a ser más fácil que en Guatemala.”

Otro informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre la Banda Ancha en América Latina y el Caribe para el 2019, confirma lo presentado por Naciones Unidas. Sus índices de asequibilidad de banda ancha fija y móvil colocan a Guatemala por debajo de Costa Rica, Panamá y El Salvador.

Allan Ruíz, consultor en políticas públicas digitales, explica:

 “Es importante entender que la brecha digital está muy relacionada a la brecha de pobreza y pobreza extrema. Lo que se hace con este índice es tratar de buscar una métrica que compare los dos elementos. Se calcula cuánto es el valor que deberían de pagar los usuarios de internet que están en los percentiles más bajos y cuánto corresponde al porcentaje de su ingreso.”

El índice tiene un rango de 1 a 8, mientras más alto el punteo, más económico es el internet. El mismo se calcula con la media de ingresos del 40% más pobre de la población y el precio de 2Mbps de velocidad para banda ancha fija y 1GB para banda ancha móvil.

El gráfico está ordenada de mayor a menor con base al índice de asequibilidad de la banda ancha.