El ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) está por finalizar un censo de afectados por las tormentas ETA e IOTA y arrancar un plan piloto de un programa sin antecedentes como respuesta a una emergencia:  Estipendio por Acciones, una asistencia económica para las personas más afectadas por las lluvias. La prueba arrancará con 2 mil 792 familias de Panzós, Alta Verapaz y en El Estor, Los Amates y Morales, en Izabal. Ellos recibirán Q1 mil como aporte único en esta primera fase.

Vinicio Arreaga, el viceministro de Seguridad Alimentaria del MAGA, cuenta:

El levantado de la información se hace con financiamiento de la cooperación internacional y está por finalizar, se ha estado en campo por 15 días haciendo un censo con una boleta que permite recopilar más información de la que se tuvo cuando se dieron las tormentas.

Esta primera fase es financiada con US$500 mil del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura y US$300 mil por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO).

El programa es mucho más ambicioso: para mayo pretende alcanzar a 105 mil familias de los diez departamentos afectados: Alta Verapaz, Chiquimula, El Progreso, Huehuetenango, Izabal, Jutiapa, Petén, Quiché, Santa Rosa y Zacapa.  El proyecto consiste en una entrega mensual de Q1 mil durante 4 meses.

Para recibir los fondos, los beneficiarios deberán cumplir ciertas condiciones, señala el viceministro:

Incidir en la recuperación del suelo, en sistemas pecuarios o sistemas naturales. Lo que nosotros trabajamos es en identificar el daño de manera conjunta con nuestros extensionistas, para determinar cuál es el trabajo que se va a hacer.

105 mil serán baneficiarios 

El MAGA proyecta un presupuesto de Q420 millones y las transferencias mensuales serán depósitos electrónicos bancarios tal como se ejecutó el Bono Familia para al menos 2 millones de núcleos familiares que recibieron la asistencia en la fase inicial de la pandemia.

Raúl Romero, titular del MIDES:

Cuando ya la gente esté inscrita nosotros lo que vamos a hacer es meterlos a la plataforma. Vamos a confirmar con el Renap que estén vivos y haremos el enrolamiento para que se les abran cuentas en bancos.

Las tormentas dañaron los cultivos de maíz, frijol, plátano, banano, tomate, cebolla y brócoli. Además de cardamomo, café y ganadería. Izabal fue más dañado con al menos 24 mil 989 familias afectadas y pérdidas alrededor de Q188.7 millones.

Las autoridades y empresas estiman, por ejemplo, que de las 8 mil hectáreas de producción de banano, 3 mil fueron anegadas. Y, según el MAGA, cada hectárea cultivada representa 1.2 jornales permanentes.

Elder Osorio, de 47 años y con 25 de trabajar para la finca Valle de Oro, productora para la bananera Chiquita, señala que la situación se normalizó en 70%, pero las plagas han afectado los cultivos y eso ha tenido repercusiones:

Fuimos afectados económicamente porque la producción se cayó.

Acá 60 de los 350 trabajadores contratados están suspendidos. Y a la gente que laboraba en las empacadoras se les disminuyó el salario pues su ocupación se redujo a 3 o 4 días semanales.

 

Estos trabajadores pidieron ayuda a las autoridades locales, pero no tuvieron respuesta. El viceministro de Agricultura dice que estos están excluidos de la asistencia:

Acá solo se va a incluir a pequeños agricultores afectados, en el caso de los grandes, serán otras las estrategias -inversión de los mismos empresarios.

La asistencia podría arrancar en mayo cuando se entreguen los primeros aportes económicos del plan piloto.

Los expertos en clima compararon los 20 días de lluvias con el agua que cae en seis meses. El reporte de daños cuenta a 204 mil 500 familias afectadas y pérdidas generales alrededor de Q 897.1 millones.