El médico Jesús Oliva Leal, uno de los 17 sindicados en el Caso Igss-Pisa es el segundo que muere en prisión a lo largo de los tres años desde que se inició el proceso. Hace diez días, Oliva Leal fue dado de alta Hospital Psiquiátrico Federico Mora, donde ingresó dos meses antes después de que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) dictaminó que padecía de una severa depresión.

Ayer la Dirección del Sistema Penitenciario confirmó que Oliva Leal fue hallado sin vida dentro de la cárcel Mariscal Zavala a donde recientemente regresó. Luis Mérida, abogado defensor:  lo que sabemos es que como a las 13hrs. apareció estrangulado, dicen que fue un suicidio.

Apenas el 23 de mayo Oliva acudió ante el Tribunal Undécimo de Sentencia Penal para solicitar por segunda ocasión que se le otorgara arresto domiciliar por su condición de salud; sin embargo, por segunda vez la petición le fue negada. Su esposa Mercedes de Oliva, platicó con ConCriterio un día antes de que la defensa solicitara la medida sustitutiva y esto dijo sobre la condición de salud de su conyugue:

 “Comenzó a prestar falta de apetito, pérdida de peso, ansiedad, tristeza excesiva, falta de ganas de seguir viviendo. Poco a poco esto fue empeorando a no dormir por la noches y el INACIF ordenó que fuera evaluado en el Hospital Federico Mora, luego el médico recomendó que fuera ingresado derivado de la gravedad de los síntomas que presentaba porque debía ser tratado con medicamentos especiales”

La Junta Directiva y trabajadores del Seguro Social son sospechosos de participar, desde diferentes roles, en la adjudicación anómala de un contrato por Q116 millones a favor de Droguería Pisa para proveer el tratamiento a pacientes con insuficiencia renal.

En una ocasión Jesús Oliva Meses dijo a medios de comunicación

Doctor Erwin Castañeda

Doctor Erwin Castañeda

que su encarcelamiento era injusto:

“Ha sido una experiencia extremadamente dura, incomprensible para los que formábamos la Junta Directiva”

En septiembre de 2016, el médico Erwin Raúl Castañeda Pineda, de 61 años, falleció por problemas cardiorrespiratorios. Horas antes de su muerte él también había solicitado al juez permiso para ver a un médico; sin embargo le fue negado. Entonces estás fueron sus palabras.

“Será responsabilidad del Estado si tardíamente no se pudiera hacer nada”

El proceso se encuentra en la última etapa del juicio y a punto de llegar a una sentencia. Entre los acusados : el expresidente del Banco de Guatemala, el representante del sector privado organizado, la representante de sindicato de trabajadores. Además de enfermeras y doctores.