Esta semana termina de reconfigurarse un nuevo tablero para el sistema de justicia del país. Tras cuatro años de trabajo en el Ministerio Público (MP) la fiscal general, Thelma Aldana, concluye su gestión el próximo jueves y deja en la cárcel a:

Un expresidente y exvicepresidenta, exdiputados, exmagistrados, exministros y empresarios, procesados bajo cargos de corrupción. La Fiscal General generó un proceso para investigar al presidente Jimmy Morales, pero los diputados no despojaron de su antejuicio al mandatario; mientras el hijo y el hermano de Morales se encuentran en pleno proceso penal.

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) fue el mejor aliado en la lucha contra la corrupción durante la gestión de Aldana; a partir del 27 de agosto de 2017 cuando el mandatario Morales intentó expulsar al comisionado de CICIG, Iván Velásquez, de Guatemala, el organismo internacional ha debido sortear varios frentes: arremetidas del mandatario en discursos públicos, quejas en Naciones Unidas, en el Congreso Estadounidense e incluso investigaciones de parte de la Procuraduría General de la Nación y el Consejo Nacional de Seguridad.

Así mismo el ministro de Gobernación, Enrique Degenhart pidió a la CICIG explicaciones sobre diligencias en el lugar de su residencia que policías asignados a la Comisión realizaron.

La configuración parece favorecer a Morales. Por un lado, Aldana deja el MP; el mismo día concluye la gestión de Anabella Morfín en la Procuraduría General de la Nación, quien la última semana recomendó al Presidente respetar el acuerdo con CICIG, luego de que se le instruyó para que se investigara el trabajo de la comisión. Sobre este panorama, el excanciller Fernando Carrera, opina:

Creo el presidente intentará sacar a la CICIG del país antes de que termine su mandato. Ya sea por asfixia económica como lo trata de hacer en el senado de Estados Unidos o través de la expulsión de los embajadores que también es parte de erosionar el apoyo económico y político. Me parece que va a seguir batallando en cada frente que pueda, lo que pasa que cada vez tiene menos capacidad de maniobra, estamos a las puertas de que se debilite su estrategia en el Congreso con los diputados que buscarán su reelección. Entonces de aquí a septiembre, el Presidente se queda sin poder dentro del Congreso.

Según Carrera aunque Consuelo Porras, la Fiscal General electa, tendrá una forma diferente de gestión en el Ministerio Público, eso no significa que ella resista a la lucha contra la corrupción, por lo que allí el Presidente no tiene muchas opciones. Aunque Carrera ve que con la nueva designación en la PGN y el Consejo Nacional de Seguridad, se confrontará la labor de la comisión internacional.

“En la PGN el creo que el presidente buscará una figura 100 % afín a la lucha contra la CICIG” 2 “Y eso lo considera como su estrategia central, creo que el Presidente trabaja día y noche en ese tema”

Edgar Gutiérrez, exministro de Relaciones Exteriores, coincide con Carrera en que Morales y sus aliados continuarán la oposición al trabajo de CICIG, aunque sin éxito, opinan:

Lo que creo es que tanto el Consejo Nacional de Seguridad como algunos diputados están probando puntería desde diferentes ángulos para ver cuál les pega contra la CICIG, pero los costos políticos de una acción directa contra la CICIG, no lo soportaría Guatemala, tanto económicamente como políticamente, sería el acabose del gobierno y significaría aislamiento internacional.

El tema es que varios funcionarios y diputados están en la mirilla de la justicia y quieren escabullirse y ganar impunidad.