La canciller Sandra Jovel reveló que 465 niños y niñas guatemaltecos han sido separados de sus padres en el mes por las autoridades migratorias de los Estados Unidos bajo la políticas “tolerancia cero” de Donal Trump. ¿Cuánto tiempo pasarán los niños alejados de familiares y en instituciones del Estado?, Anbella Morfín, exprocuradora General de la Nación, reponde:

“Hay cualquier cantidad de plazos porque esas son disposiciones que le corresponden a las autoridades de migratorias de los Estados Unidos o de México, entonces lo que debe existir es que haya convenios para que la Comisión Nacional de México pueda tener un seguimiento cercano a todos estos casos para evitar la vulneración de derechos”

Niños piden alto a la separación de sus familias

Las separaciones familiares no son nuevas, ni exclusivas de Guatemala. Mateo un bebe de 15 meses, fue apartado de sus padres por 85 días, sus familia escapaba de la violencia de El Salvador y emprendieron el viaje: sus dos papás y su hermano de 4 años. En México la situación económica se le complicó a la familia y decidieron separarse, Mateo y su papá se adelantaron, su intención era pedir asilo:

“Mi esposo se presenta al puerto de entrada en Tijuana el 12 de noviembre con Mateo. En ese tiempo tenía 15 meses y el 16 de noviembre los oficiales de migración se llevan a Mateo y a mi esposo lo envían a un centro de detención”

La suerte les jugó mal dice Olivia Cáceres, quien un mes más tarde llegó a los Estados Unidos con la misma petición, pedir asilo: El 28 de diciembre nosotros nos presentamos al puerto de entrada a solicitar asilo- paso la entrevista y fui liberada con una pulsera electrónica.

El sueño americano se había convertido en una pesadilla: “Tuve que pasar un proceso de 7 días sin saber a dónde se habían llevado al bebé, hasta que lo encontramos en Texas, y estuvo ahí por 85 días”

Niños separados de sus papás en EE.UU.

Con su esposo detenido y su bebe solo, sin ningún familiar, Olivia se apoyó en familiares y asistencia legal ya que dijo que los requisitos legales para que entreguen a los menores son extenuantes:

“Indagan en el status de la familia que lo va a recibir, si existe solvencia económica, casa en buenas condiciones (…)

Mi esposo tuvo que tener entrevistas consulares para que se verificara que era el padre biológico del niño, yo tuve que enviar mi documentación al albergue donde estaba el niño para que pudieran hacer video llamadas dos veces por semanas, los martes y los jueves, yo podía ver al niño”

Tras 85 días el bebé regresó con su mamá quien aún espera solventar su situación legal en ese país al igual que su papá que lleva 7 meses detenido esperando el llamado de un juez.