Todos hemos necesitado comprar medicamentos, pero ¿somos conscientes de qué compramos? ¿Verificamos que las medicinas estén en regla?

“No, uno siempre anda viendo su economía, vemos fechas vencidas y pensamos que tiene prolongación de tiempo” opina, la señora Liseth Castillo de Álvarez,  69 años, ama de casa, justo al salir de una farmacia.

Esta semana la Fiscalía de Delitos Económicos del Ministerio Público clausuró dos droguerías en las zonas 11 y 8 por distribuir medicina vencida, adulterada y sin registro sanitario, contrabando de México y El Salvador.

La reacción de algunos de  los señores Casta De Sandoval y  Jorge Casillas, ante la noticia fue:

Me preocupa porque como se ha visto que dan medicina vencida”.

No tendría que suceder, pero la gente no quiere pagar impuestos y además la medicina no es adecuada”.

El consumo de estos fármacos pueden ser peligrosos para el consumo afirma el doctor Ricardo Meléndez, pediatra del hospital Roosevelt: “Son falsificaciones burdas, productos que pueden ser tóxicos o venenosos”, por lo que recomienda no comprar medicinas con vendedores ambulantes, farmacias no autorizadas, ventas informales en mercados o tiendas de barrio.

Increiblemente cuando uno va a Tiquisate encuentra medicamentos para tratar paludismo en las tiendas  de barrio.  Eso es prohibido, al igual que estén vendiendo Tretraciclina, Amoxicilina, Santemicina; eso en otros países está prohibido porque está generando que alguien se intoxique y resistencia de los medicamentos, agregó el médico.

El doctor Meléndez recomienda poner atención especial a los siguientes puntos a la hora de comprar medicina:

  • Que los sellos de garantía no estén violados

  • Que el agua de algunos medicamentos esté a temperatura ambiente y que sea potable.

  • Leer las indicaciones de la temperatura a la que deben permanecer, por ejemplo la insulina a 8 grados centígrados.

  • En el caso de las tabletas o pastilla, estás se inactivan con temperaturas mayores a 35 grados.

  • Y la fecha de elaboración y vencimiento es sumamente importante.

Además, dijo que es importante que la receta no se altere a antojo del dependiente de farmacia:

 “Debe exigirle al farmacéutico que no cambie la receta, porque hay estudios del Ministerio de Salud que demuestran que quien termina recetando los medicamentos, son dependientes que no tienen cocimiento y eso es un atentado”

El consumo de medicamentos vencidos puede llevar a una persona a la muerte en el peor de los casos. El doctor Meléndez agregó que aunque estos pueden tener vigencia hasta tres meses después de la fecha de vencimiento es irresponsable su consumo.

El medicamento vencido no tiene una biodisponibilidad apropiada o puede tener elementos tóxicos y sí hemos atendido personas intoxicadas por consumir medicamentos vencidos.

También hay medicamentos vencidos en los hospitales. En mayo de este año la oficina del Procurador de Derechos Humanos denunció que en las maternidades de la zona 3 y 18 se encontró medicina caducada.

En enero de 2016 una empresa cercana al presidente Jimmy Morales donó medicinas al gobierno, que luego se supo estaban vencidas. Para justificarlo el vicepresidente, Jafeth Cabrera dijo: “Yo he tomado medicamentos vencidos”