Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

El Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) ha sido la unidad de gobierno del presidente Jimmy Morales, la cartera con más cambios de ministros: cuatro en dos años. La semana pasada fue nombrado el cuarto, se trata de Carlos Vásquez Monge, que de dirigir la Dirección de Aeronáutica pasó a velar por los programas de asistencia social para los más pobres del país.

El ministerio fue creado hace 6 años bajo la administración del extinto Partido Patriota, su fin es formular y establecer las políticas públicas orientadas a mejorar el nivel de bienestar de grupos vulnerables. Además de generar estrategias para optimizar la salud, educación y calidad de vida.

Sin embargo, ha sido un ministerio cuestionado por sus bajas ejecuciones presupuestarias y falta de control en las trasferencias. El año pasado, por ejemplo, de los Q923 millones asignados solo ejecutó el 58 por ciento. La cartera se convirtió en la caja chica para las campañas electorales y el pago de favores a políticos. Así lo afirma Alcides Obregón, quien aún el mes pasado estaba al frente de la cartera.

“Todos han querido hacer piñata del ministerio, pensando que es el brazo derecho de ejecución de la Presidencia y eso ha contribuido a que no se ejecute y que no llegue con eficacia la ayuda a las personas (…) más que todo partidos en el Congreso que piden plazas (…) Yo creo que esto fue creado como una caja chica, pero habiendo voluntad las cosas pueden cambiar”

Desde su creación al Mides se le ha recortado el 100 % de su presupuesto de su puesto original y de beneficiar con sus programas a 600 mil familias pasó a atender a 170 mil entre las cuales hay grupos que no cumplen con los requisitos.

Karin Slowing, exsecretaria de planificación y Coordinación de la Presidencia dice que el ministerio nació condenado por la politización, además que considera que sus programas no tienen efectos en la calidad de vida de los menos favorecidos del país.

“Nunca cumplieron con los censos y primero negociaron quitarlos. El tema es que es un dinero que cae en saco roto porque la efectividad de ese tipo de trasferencias es que hay algo a cambio y todo eso ya se perdió”

Ennio Galicia, extitular del Mides durante la actual administración opina que a la cartera se le pide más de lo que puede dar.

“La ayuda ha llegado a grupo de familias guatemaltecas que lo necesitan y eso porque el 57 % del guatemalteco es pobre, el 23.25% está en extrema pobreza y ese ministerio no tiene recursos ni siquiera para cubrir a un 3%”

Él coincide en que los programas han sido politizados pero defiende la gestión del presidente Morales: En esta gestión no se ha visto que agarren diciendo que es del partido “tal y tal” como sucedió en otros gobiernos que hasta fotos de los políticos llevaban las bolsas de alimentos”, sin embargo en enero de este año una serie de fotografías evidenciaron a la diputada oficialista, patricia Sandoval haciendo entrega de bolsas de alimentos en Jutiapa.

En tanto Obregon, el antecesor del Vásquez Monge cree que su destitución obedecer a que el presidente Morales prepara el camino para la campaña 2019.

“Están acondicionando la piezas para arrancar y a eso se debió el cambió”

En el Congreso de la República la bancada Convergencia presentó una iniciativa para suprimir el Mides por considerar que no cumple su cometido y duplica funciones que tienen asignados otros ministerios.