El estado de Texas, Estados Unidos, vive una de las peores tragedias humanas en la historia reciente. Los estragos que dejó a su paso el Huracán Harvey golpeó además a guatemaltecos.

La Cancillería de Guatemela estima que en Houston, Texas, residen alrededor de 80 mil guatemaltecos, y muchos de ellos sufren por las inundaciones en sus casas. Algunos debieron refugiarse en albergues, pero han preferido acogerse en iglesias, asociaciones y otras casas ajenas al Estado, por temor a ser capturados por la policía de inmigración. Así lo comprobó ayer el vicecónsul, Leonardo Ramos, quien visitó centros de refugio en ese Estado de los Estados Unidos.

“Nuestra percepción de los hechos es que los guatemaltecos no buscaron albergues grandes por sus estatus migratorio que no es regular. Ellos buscaron iglesias y escuelas, en esos lugares hay personas que hablan español, el idioma no es una barrera. El miedo sí, es un temor infundado, no se les está deteniendo, simplemente se les hace chequeo general, se les pide nombre pero ellos pueden dar otro nombre ya que no se hace verificación de identidad”

El funcionario de la Cancillería dijo que la situación es complicada.

“Esto va a tardar semanas en volver a la normalidad, vienen muchas consecuencias, de hecho una refinería hizo explosión porque los químicos no están a la temperatura adecuada, no hay energía eléctrica en algunos lugares”

El vicecónsul dijo que brindan atención en consulados móviles, ya que el edificio del Consulado general de Houston, sufrió inundaciones y aún no vuelven a él.

En el caso del Consulado de McAllen, Texas, la oficina permanece abierta y presta servicios regulares, sin embargo también está afectada porque todas las vías de comunicación están cerradas.

La Procuraduría de los Derechos Humanos en Guatemala dijo que hacen coordinaciones con el Ministerio de Relaciones Exteriores, para que se garantice el bienestar de los guatemaltecos en el extranjero.

Mientras que el Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (CONAMIGUA), parece haber dejado de funcionar, desde que en marzo de este año la Corte de Constitucionalidad que suspendió a la Secretaria y Subsecretarias nombradas por el Congreso de la República, por anomalías en el proceso de nombramiento. Los teléfonos están desconectados y la página de internet de la institución ha salido de funcionamiento.

Escuche la nota aquí