Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, llegará mañana a Guatemala, en donde concluirá su gira por América Latina con una agenda que busca fortalecer la seguridad regional, profundizar en la crisis humanitaria, política, diplomática y económica.

Pence llega a nuestro país en medio de una crisis migratoria que ha separado a cientos de familias por la medidas adoptadas por su gobierno en el marco del plan “cero tolerancia”. Su mensaje es claro, ayer en Brasilia pidió a los Centroamericanos “no arriesgar sus vidas por entrar en los EE.UU.”

To the people of Central America: You are our neighbors. We want you & your nations to prosper. Don’t risk your lives or the lives of your children by trying to come to the US on a road run by drug smugglers & human traffickers. If you can’t come legally, don’t come at all.

El tema migratorio es su principal punto de agenda con Centro América, el funcionario estadounidense se reunirá con los presidentes de Guatemala, El Salvador y Honduras para abordar la problemática, tal y como lo hizo su homólogo estadounidense Joseph Biden, durante el gobierno de Otto Pérez en junio de 2015 cuando dijo:

Yo quiero ser claro Señor Presidente, los Estados Unidos reconoce que una parte importante de la solución de estos problemas es enfrentarnos a las raíces de las causas principales de las migraciones: la pobreza, la inseguridad y la ausencia de un estado de Derecho para que la gente puede permanecer y vivir a plenitud en su propia comunidad.

Durante su visita a Guatemala está previsto que Pence visite a los afectados por la erupción del Volcán de Fuego, si las condiciones climáticas lo permiten dijo la canciller Sandra Jovel.

La agenda es una agenda muy corta, No se si se hablará de todos los temas de la agenda bilateral, pero seguramente el de plan “cero tolerancia” será uno, entiendo que va a visitar el volcán pero todo dependerá delas condiciones del clima. Por temas de seguridad no se ha hecho pública su agenda.

Al igual que ocurrió en 2015 con la llegada de Biden, para esta ocasión las medidas seguridad serán extremas, por lo que se prevé que los accesos a sectores de la zona 10 y zona 1 sean restringidos mañana jueves.