Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Sandra Torres, la candidata presidencial de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) en estos momentos en que está a punto de disputarse la presidencia de Guatemala con Alejandro Giammattei del partido Vamos, no quiere hablar sobre el caso de financiamiento electoral ilícito y no reportado de la campaña presidencial 2015 y en la cual se le vincula.

ConCriterio publicó ayer jueves una nota en la cual se revela que la Fiscalía Especial cuenta con el testimonio del empresario de medicamentos Michael Erichsen Rydhager, a quien, según las investigaciones, Torres  solicitó financiamiento: él dice que le entregó un cheque y los fiscales sostienen que el dinero no fue reportado al Tribunal Supremo Electoral.

Ayer, Sandra Torres, durante una conferencia de prensa por la firma de un convenio con Netro Bran, alcalde de Mixco, dijo que no tiene ningún comentario, pese a que horas antes su equipo de comunicación se contactó con esta redacción para decir que aunque existe el testimonio de un empresario, la fiscalía no cuenta con ningún cheque para comprobar los señalamientos. En conferencia de prensa la reacción de Torres fue esta:

Ese proceso se va a ventilar judicialmente y respeto al sistema de justicia y no tengo ningún comentario al respecto. ¿Pero a usted entregó el cheque al empresario farmacéutico? No tengo ningún comentario.

Ante la insistencia de este reportero, quienes dirigían el evento cerraron el micrófono, y en ese momento tomó la palabra el diputado Jairo Flores:

La acusación por financiamiento que se hizo a la candidata fue rechazada de entrada por la Corte Suprema de Justicia.

En tanto, Juan Francisco Sandoval, jefe de la Fiscalía Especial, respondió que existe un cheque que forma parte del proceso judicial y con lo cual se ha  hecho la trazabilidad del dinero no reportado:

Sí hay cheque, este está a nombre de Byron Arqueta y tenemos el testimonio del empresario y de un empleado de confianza de él que confirma la entrega del mismo y la persona que lo cambia dice que lo enviaron de la UNE.  Fue entregado a ella y por petición de ella fue girado a nombre de Byron Arqueta vinculado con una empresa de publicidad.

Los investigadores sospechan que la UNE recibió en la campaña 2015, Q19.5 millones de quetzales de los cuales Q9 millones supuestamente provenían de fuentes ilícitas.