Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Roberto Mota Bonilla, el exdirector de seguridad del Organismo Judicial (OJ), quien renunció a su puesto después de que un juzgado giró orden de captura en su contra en un caso de violencia contra la mujer, no aparece.

Y mientras él está ausente, crece la duda de quién es el responsable de evitar su captura. Una publicación del diario  ElPeriódico indica que Yolanda Sandoval, jefe de la Fiscalía de la Mujer del Ministerio Público (MP) instruyó al agente fiscal a abandonar la diligencia de aprehensión de Mota Bonilla tras recibir una llamada de la secretaria del Presidente del OJ.

Publicidad
Publicidad

Orden de captura de Mota Bonilla fue emitida el 5 de marzo

ConCriterio intentó conocer la versión del fiscal a cargo del procedimiento de captura de Mota Bonilla, pero la unidad de comunicación del MP negó incluso proporcionar el nombre del funcionario, pese a que  el caso no está en reserva. Tocamos también  a la puerta de la jefatura de la Fiscalía de la Mujer para conocer la postura de Sandoval y esta fue la respuesta del personal de la unidad:

Dice que ahorita no puede atenderles, que ella no tiene información, que hablen con la Fiscal General.

Consuelo Porras, Fiscal General de la Nación respondió el martes así sobre el tema: ellos pueden comunicarse, en este caso fue una decisión fiscal, no administrativa.

En el operativo fracasado del jueves participó también un agente de la División Especializada de Investigación Criminal (DEIC) de la  Policía Nacional Civil (PNC). En conferencia de prensa, Carlos Tohom, director de la institución, dijo que desconocía del tema se enteró hasta el martes:

“A través de las redes sociales tuvimos conocimiento sobre esta orden de aprehensión”

Lo mismo respondió Héctor Gómez, subdirector de la DEIC, quien se justificó:

Diariamente ingresan un promedio de 300 órdenes de aprehensión y no podemos identificar quién es quién.

El director de la PNC respondió que iniciaría una investigación para determinar por qué el agente asignado no llevó a cabo la diligencia de captura:

 “Voy a nombrar a los equipos de Inspectoría General para que realice una investigación, no me quise pronunciar porque no tengo los documentos y a partir de ahorita se nombra personal para determinar qué fue lo que sucedió”.

Y el subdirector de DEIC agregó: Si hubo participación –de PNC- cada quien es responsable de sus actos y vamos a darle seguimiento, se va a involucrar la Inspectoría General.

Mota Bonilla asumió la jefatura de seguridad del Organismo Judicial en noviembre 2018. Su contratación fue cuestionada por los jueces de alto impacto quienes sintieron desconfianza por acciones de control que implementó. En febrero solicitaron a la presidencia la destitución del jefe de seguridad, pero la petición no fue atendida. Y fue hasta que salió a luz que tenía orden de captura que presentó su dimisión y se esfumó.

Las magistradas de la CSJ, Delia Dávila y María Eugenia Morales han solicitado a la presidencia del OJ que se realice una investigación, para determinar si la institución contribuyó a evitar la captura de Mota Bonilla.