El presupuesto 2021 murió. Aunque no hay acuerdo entre diputados en la forma en la que se pretende dejar sin efecto, este documento aprobado de forma acelerada y sin discusión por 107 congresistas fue una de las causas que indignaron a los ciudadanos que el fin de semana salieron de las redes sociales para congregarse en las plazas. Un grupo de manifestantes irrumpió en el Palacio Legislativo para destruirlo, mientras la policía reprimió la gran manifestación con bombas lacrimógenas: dos personas perdieron sus ojos a raíz de la explosión de las mismas.

Un responsable debe responder ante los daños

Las bancadas que se opusieron a la aprobación del presupuesto: primero al Junta Directiva por la forma como aprobó los fondos; segundo, el ministro de Gobernación y director de la Policía Nacional Civil por los ataques a los ciudadanos.

Las bancadas: Winaq, MLP, URGN, Semilla y las fracciones de la Unidad Nacional de la Esperanza, BIEN y Victoria pidieron ayer la renuncia de la Directiva del Congreso. Sonia Gutiérrez de Winaq:

“Es ilegítima la forma en la que se hizo esa aprobación, nos opusimos y son los responsables de esta crisis en el pueblo de Guatemala”.

 

Foto: bloque Semilla

 

La Junta Directiva a la media noche del lunes anunció que el presupuesto 2021 queda sin efecto. La oposición reclama que no es el mecanismo y que la decisión se debe tomar en pleno, pero la Directiva no tiene la intención de convocarlos. La opción: reunir 40 firmas de diputados para obligar a los directivos a convocar a sesión plenaria, pero reunir el apoyo está cuesta arriba.

Hasta ayer los números no estaban claros: los votos de la UNE son los más dudosos, pues en esta votación quienes han votado contrario al oficialismo, lo apoyaron. Óscar Argueta, diputado de este bloque:

Yo espero que los compañeros que se nos voltearon con la votación de JD y presupuesto, a partir del fin de semana recapaciten, algunos dijeron no pasa nada, no van a haber consecuencia y sí hubo”.

La UNE ganó 52 curules, pero en bloque buena parte de sus diputados se han aliado a la facción que dirige Sandra Torres. CREO, Victoria, Bien, PAN sumarían 20 votos, pero sus bancadas están dividas. Semilla, Winaq, y MLP, suman 12 votos, estos son únicos seguros.

Piden renuncia

Las bancadas además se aliaron para pedir cuentas al Gendri Reyes, ministro de Gobernación y José Tzubán, director de la PNC. La UNE citó a los funcionarios hoy y otros diputados como Evelyn Morataya han confirmado su participación en la citación, lo que se busca es que dejen el cargo:

Lo más digno es que el Presidente no necesite que nosotros les exijamos que dejen el cargo, deben hacerlo por voluntad, porque fueron represivos de los ciudadanos que salieron a defender sus derechos. El Presidente debería de destituir a este ministro de Gobernación, no debería estar un día más; la gente salió y se fue a encontrar con una bomba lacrimógena.

 

 

Este mismo día el bloque Semilla también cuestionará al titular de la cartera de del interior. Bernardo Arévalo, jefe de bloque:

Estamos haciendo una demanda clara de la destitución de estos funcionarios, ya que la forma como la Policía utilizó la fuerza constituye un retroceso, hemos hablado con antiguos altos oficiales de la PNC y de Gobernación y coinciden que responde a lo que se hacía hace 20 años y no a los nuevos protocolos.

Los diputados también enviarán una carta al director de la Organización de Estados Americanos para fijar postura frente a misiva enviada por el presidente Giammattei el fin de semana en el que pide se promueva el diálogo.