Pascual y Rosa Marina Reyes son esposos originarios de Tecpán, Chimaltenango. Hace 34 años decidieron que querían emprender un negocio, con mucho esfuerzo y con financiamiento finalmente lograron montar su pequeña empresa: Hilos Reyes S.A. dedicada al teñido de hilos que son vendidos para la confección de trajes regionales. Hoy el negocio familiar cuenta con 20 empleados, el próximo paso es la industrialización y subir el volumen de producción, cuenta la señora Reyes:

Necesitamos invertir en equipos y maquinarias más modernas, entonces necesitamos un poco más de capital y decidimos solicitar a Banrural un poco más de crédito y nos lo otorgó. Tintorería de hilos en color es a lo que nos dedicamos.

-Publicidad-

-Publicidad-

La familia quiere comprar maquinaria moderna y decidieron acercarse al Banco de Desarrollo Rural -Banrural-, entidad que durante 22 años de existencia ha financiado a 1 millón de micro, pequeñas y mediana empresas (Mipymes). Y para este 2020 el banco cuenta con una disponibilidad de Q12 millardos en créditos para el sector productivo del país.

El monto de crédito otorgado a cada empresa es de Q49 mil y algo que resalta es que el 53% de los préstamos para inversión en negocios son entregados a mujeres.

Generadores de empleo

En Guatemala funcionan unas 481 mil empresas, de las cuales el 99% son Mipymes y estas a la vez representan el 40% del Producto Interno Bruto del País y la generación del 85 % de los empleos del país. Además, aportan el 30% de la recaudación de impuestos, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Bernardo López, presidente del Consejo de Administración de Banrural, comenta:

 “Estamos comprometidos en que tenemos nuestra área específica de acción, tenemos identificado donde apoyar el desarrollo del país y nos sentimos cómodos en el área en el que sabemos hacer negocios”.

Para montar el negocio de la familia Reyes los préstamos empezaron con particulares, pero los intereses por poco matan su emprendimiento. Édgar Guzmán, Gerente General Banrural dijo que su enfoque es también alejar a los usureros que se aprovechan de las personas:

 “Nos atrevimos a dar financiamiento a casos, por ejemplo: para que alguien comprara una hilera para congelar su pescado y luego la garantía iba a ser no convencional, pero confiamos en los mercados para dar créditos, no encontramos que trampas de agiotistas que les prestaban Q100 y al final de día tenían que devolver 10% diario de interés.

Ernesto Morales, viceministro de Desarrollo de la Mipyme del Ministerio de Economía, considera que hay un enorme reto para atender a este sector que representa el 85% de la Población económicamente Activa (PEA):

Vamos a hacer un compromiso de poner nuestro registro de garantías mobiliarias para que sea más fácil poder adjudicar crédito a esos microempresarios que su único patrimonio son sus propio equipos.

En la actualidad la composición de Mipyme es así:

  • Microempresa: 90%
  • Pequeña empresa: 8 %
  • Mediana empresa: 0.9%