Santa Claus llegó con las manos llenas ayer al convivio de Empresa Portuaria Quetzal (EPQ). Su trineo iba cargado con las canastas navideñas más onerosas compradas por las instituciones públicas: el monto asciende a Q690 mil.

El gasto está contemplado en el pacto colectivo de condiciones de trabajo de la institución. Más de medio millón de quetzales que EPQ erogó para la compra de 1 mil 200 canastas navideñas para sus trabajadores, cada paquete costó Q575 para la empresa, entre los 19 productos regalados:

  • Atún en lata
  • Chocolates
  • Mermelada
  • Jamón
  • Quesos
  • Cerezas
  • Boquitas

ConCriterio intentó hablar con directivos de EPQ y sus sindicatos, pero todos se encontraban justamente en la recepción de sus canastas navideñas. Ayer la empresa celebró su convivio y por lo tanto no atendieron nuestras llamadas, así lo dijo un empleado que contestó el teléfono:

En este momento yo solo estoy cubriendo porque andan fuera todos los de la gerencia administrativa quienes serían los que podrían tomar la llamada.

Cotizamos en el mercado y una canasta entre Q500 y Q700 puede incluir:

Una de Q700: lleve un pescado de masapan, un vino espumante moscato, un frasco de chocolate, semillas y manías mixtas. Otras de Q558 lleva: chocolates, luas, poporopos, tomatitos en reserva, aceita de balsámico, tres vinos y mermelada.

En Empresa Portuaria Quetzal para los trabajadores, además, el aguinaldo es equivalente al 175 por ciento del sueldo, mientras que el Bono 14 se calcula con base en el 150 por ciento del sueldo.

Pero no es la única institución a la que llegó Santa en esta Navidad:

  • En Zona Libre de Industria y Comercio Santo Tomas de Castillo se compraron 167 pavos y piernas con un valor de Q82mil 300.
  • La municipalidad de Sacapulas en Quiché gastó Q45 mil en productos de consumo diario para la elaboración de 250 canastas navideñas para los integrantes del Consejo Comunitario de Desarrollo (Comudes).
  • La municipalidad de Fraijanes compró 700 canastas y la factura ascendió a Q87mil