El centro de emisión de pasaportes de la Dirección General de Migración enfrenta debilidades que dan lugar a que tramitadores se aprovechen de los vacíos para articular todo un negocio:

  • En el fin e inicio de año hay mayor demanda del documento, se atiende entre 1 mil y 1 mil 500 personas cada día.
  • Ese número de solicitantes supera las capacidades de la institución
  • El trámite está centralizado en Guatemala, Petén, Chiquimula y Quetzaltenango.
  • No existen controles adecuados para emitir los turnos.
  • No existe soporte adecuado en el sistema, es lento y en ocasiones se pierde.

“El cambio de pasaporte está cansado”

Una expresión de cientos de personas que a diario llegan al centro de emisión en busca del documento. El trámite, según los usuarios, es extenuante y en promedio ocupa entre tres y cinco horas. Las instalaciones no son adecuadas y las filas se extienden hacia las calles. La situación es más complicada para niños y adultos.

“Muy cansado porque no están cambiando el pasaporte, solo están pegando stickers. Hay que hacer el trámite de nuevo”

Ese es otro inconveniente. Por la falta de cartillas, las autoridades condicionan a los usuarios a realizar dos veces el trámite y lo que eso implica: madrugar, viajar, soportar el frío o el calor. Dos veces.

Un grupo de tramitadores surge alrededor de estas debilidades: gestionar boleto de ornato y cancelar en el banco los US$30 es un trámite por el cual cobran por Q300. Y es un servicio que ofrecen a la vista de todos, cuando recién las personas llegan al centro de emisión. Uno de ellos dice que lo que ganan es entre Q50 y Q75 y le ahorran en promedio una hora a la persona que previamente no hizo esos trámites, el precio del servicio no incluye turno en la fila.

Nosotros no obligamos a las personas a que realicen los trámites con nosotros, les preguntamos si traen la papelería, lo que hacemos es evitar la cola del banco y que vayan a la municipalidad, lo que cobramos son Q300 y se paga: pasaporte copias y boleto de ornato.

La señora Raquel de Mazariegos prefirió no hacer las gestiones y pagar un tramitador.

“Nosotros con tramitador lo hicimos, pagamos Q975 por los tres, nosotros no hicimos nada, solo la cola”

Las extensas filas también pueden evitarse. Hay personas que dijeron a nuestros micrófonos que tramitadores ofrecieron un lugar privilegiado para agilizar el trámite.

“Siempre se acercan y solicitan Q100 para darle puesto a uno… No los pagamos. Yo hice mi fila”

“Estaban diciendo que Q100 por el espacio en la fila”

Las autoridades de Migración no dan número dijo Karina Zepeda, sin embargo sí hay un control.

“Iban supervisando las personas de migración e iban marcando los documentos a manera de que no se colaran las personas”

El señor Óscar Flores, pese a que recibió trato especial porque su hija es recién nacida, tardó tres horas en la fila: soportó frío y aire de la temporada, sol cuando avanzó la mañana y la contaminación de los vehículos, ya que la fila incluso se hace en la calle. Demandó mejoras.

“Las autoridades tienen que hacer algo, son de verdad incompetentes”

Escuche la nota aquí