Nery Barrios, presidente de la Unidad de Acción Sindical y Popular (UASP) y condenado por en 2010 a 3 años de prisión conmutable y a una multa de Q50 mil por apropiarse de Q1 millón de la indemnización destinada a campesinos desalojados del territorio de la Portuaria Quetzal, ahora circula alrededor de la Comisión Presidencial del Diálogo (CPD), instancia encargada de atender la conflictividad social.

 Bernardo Villela, operador de Alta Verapaz en la Comisión desde octubre de 2016 y hasta marzo de 2020, denuncia:

“Cuando nosotros trabajamos con la nueva administración de Silva, tuve la oportunidad de compartir con el señor Nery Barrios en una gira que hicimos en algunas de las comunidades afectadas por la hidroeléctrica de Chixoy. Nos acompañó en calidad de asesor del actual comisionado. Después tuvimos algunas reuniones en la ciudad de Guatemala donde también estaba Nery Barrios.”

 El excomisionado del Diálogo, Sergio Flores, agrega:

 “Sí, tenía yo entendido que estaba vinculado al equipo que fue destinado para que llegará a la comisión, esto ha de haber sido parte de alguna negociación durante la segunda vuelta electoral y también se menciona que Joviel Acevedo fue quien intervino. Se entiende que Silva aparece allí, producto de esa negociación. Formalmente, el señor Barrios no es un asesor de la CPT, pero él los asesora.”

 Villela compartió una fotografía de la visita del 19 de febrero de 2020 a la hidroeléctrica de Chixoy, ubicada entre los departamentos de Quiché y las Verapaces. En la misma, Barrios comparte con el comisionado Andrés Rodolfo Silva Mundo y representantes de distintas comunidades

Barrios tiene el casco amarillo y suéter azul; Silva está de espaldas con camisa celeste.

Al cuestionar a Barrios sobre los señalamientos, este los negó, aunque afirmó visitar las oficinas:

“Nada que ver. No voy a hacer ninguna declaración porque no sé ni de qué me está hablando (…) Lo que pasa es que yo tengo casos allí en conflicto, no de ahorita, desde que se fundó y vemos esos temas allí. Sí llego pues, pero para reuniones.”

Silva Mundo también rechazó la relación:

“Eso es falso, el señor ese no está contratado bajo ningún renglón y yo no tengo ningún asesor aquí, usted eso lo puede ver. A Nery lo encontramos allí como lo hacemos en otros departamentos, recuérdese que nuestra función es la conflictividad y ellos por organizar sindicatos tienen presencia en todo el país. Yo fui ese día y ahí me lo encontré, pero no es que él me éste acompañando. Yo desconozco que cantidad de gente representa él en esos departamentos.”

El líder sindical Acevedo respondió vía mensaje de texto:

“No sé de qué me habla (…) ¿Ahora que se están inventando?”

A lo largo de 2020 se rescindió de gran parte del personal de la Comisión. En enero 2020, la planilla estaba integrada por 69 personas; en julio, son sólo 22: todos nuevos. Flores ve un claro retroceso:

 “Nosotros los certificamos, pasaron por un proceso de formación y capacitación. La gente que estaba antes no la han sustituido. Lo que veo yo es que no hay operadores de diálogo en los departamentos, solo han incorporado gente a nivel de la administración central. Todos esos expertises y esa memoria institucional que se empezó a construir se está perdiendo.”

En cuanto a los contratos, Silva Mundo explicó que todos vencían el 31 de marzo y que la Secretaría General de la Presidencia solo le autorizó emplear a 25 personas. Respecto a la preparación, él expone:

“La mayoría de personas son gente profesional, algunos abogados, algunos ingenieros, algunos administradores de empresa. Ese es el perfil del agente. En cuanto a que calidad tienen de negociación, eso es relativo, porque la negociación no es algo que se traiga aprendido de la universidad. Son cuestiones muy naturales de la gente.”