Como ya es común, la administración del alcalde de Mixco Neto Bran, es ventilada en buena parte en sus redes sociales. En un acto más, el 30 de junio pasado Bran publicó 2 fotografías: una muestra un cheque por Q1.3 millones; la otra, una maqueta virtual del Edificio para Educación Superior de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) en la zona 4 de ese municipio, el mensaje que acompañó las imágenes fue:

“Hoy firmé el cheque de 1 millón 399 mil para el anticipo de la construcción del edificio de USAC Mixco. Iniciaremos en unos días y pronto podremos estudiar medicina, derecho, arquitectura y todo lo que queramos en Mixco”.

Lo que no escribió el alcalde, pero el cheque lo expuso, fue que el el anticipo de un millón de quetzales de un proyecto de Q6.9 millones está dirigido Roberto Mauricio Vides Domínguez, propietario de la Constructora Vides, una compañía señalada en 2019 por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) de sobrevalorar la construcción del edificio de la Dirección General de Administración (DIGA) de la USAC bajo la administración del exrector Estuardo Gálvez en 2009. El exrector fue procesado y hoy se guarda prisión domiciliar en un hospital tras ser señalado por interferir en la elección de jueces y magistrados en 2020.

Mynor Espinoza, vocero de la municipalidad de Mixco, respondió: adjudicar el proyecto a una empresa no es ningún delito y todos los documentos pasaron en manos de la Junta de Adjudicación y se llenaron los requisitos para construir la primera fase.

La Ley de Compras establece en el artículo 80 que hayan incumplido el objetivo del contrato, cuanto la suma del servicio exceda el monto a partir de la cotización, entre otras.

En noviembre 2018 el jefe edil de Mixco y Murphy Paiz firmaron un convenio para la construcción de este centro. Paiz también es acusado en intervenir ilegalmente en la elección de jueces. De acuerdo con el vocero de Mixco, la comuna donó el terreno y a través del Consejo Comunitario de Desarrollo se financia la fase inicial, aunque no especificó cuánto corresponde a la municipalidad ni detalló la parte de la construcción que se pagarán con recursos de la USAC.

Rebeca Batres de 62 años y con más de 30 de vivir en esa área:

Esa es un área que nos dieron cuando nosotros vinimos a la colonia y es un patrimonio de la colonia Monserrat 2 y no estamos en contra de que construyan la universidad, lo que reprochamos es que nos quiten el área verde.

Los vecinos no tienen documentos que respalden que el terreno donde se ha iniciado la construcción es de ellos. Otro vecino que declinó ser identificado señala autoritarismo de parte de Bran ya que aunque dice que se consultó a los vecinos, estos no estuvieron de acuerdo. El campo ya fue cerrado:

El jueves de la semana pasada lo empezó a cerrar, el domingo estaba completamente cerrado y hoy la metieron maquinaria y hay policías cuidando.

Mynor Espinoza asegura que desde 2018 se tuvo reuniones con los vecinos para presentarles el proyecto.

Se realizó una encuesta en el sector y es un proyecto que beneficiará a los estudiantes para que no viajen a la ciudad. No se está quitando ningún área de recreación porque en el área está el paseo de los campeones.

De acuerdo con los investigadores, la empresa contratada por Neto Bran para la construcción del Centro Universitario, en 2009, bajo la administración del exrector Gálvez, incrementó en Q12 millones el valor de una obra que inicialmente se presupuestó en Q26 millones, con lo cual se comprometió los recursos del Estado a través de la USAC. Este reportero consultó con la FECI el estado del caso, pero no hubo respuesta.