El centro comercial Arkadia Shopping Mall acaparó de nuevo la atención de los guatemaltecos, a raíz de que el fin de semana, visitantes del lugar, junto con agentes de seguridad, retuvieron a un hombre de 31 años a quien acusaron de intentar de abusar sexualmente de una niña de 2 años. Ese día, aunque lo remitieron a la Policía Nacional Civil, el hombre fue liberado pues, según aseguraron las autoridades, carecían de evidencias. Ayer en un operativo, la PNC recapturó al sujeto en su vivienda de la zona 14 bajo el cargos de agresión sexual.

Hace cinco meses una joven denunció que fue víctima de violación en ese mismo centro comercial. El sospechoso fue un guardia de seguridad del mismo complejo, quien fue ligado a proceso.

Pero, no es solo Arkadia, el MP documenta desde 2015, agresiones sexuales contra mujeres en otros centros comerciales incluido este último. Hay casos están bajo investigación y en reserva, otros ya se encuentran en proceso penal.

En dos de los centros comerciales las víctimas fueron dependientes de tienda, las investigaciones determinaron que los victimarios tenían conexión con los hechos cometidos en distintas zonas y se conoce que su forma de operar era fingir que eran proveedores, posteriormente usaban la fuerza y en los baños del local cometían el delito.

Mario Chang, de la unidad de análisis criminal del MP, reconoce que este fenómeno no es nuevo, aunque califica estos casos como atípicos. Así explica el perfil del agresor sexual de centro comercial.

“Es una persona que planifica el hecho, es frio y más racional. No es por oportunismo o espontaneidad, tiene que vigilar a la víctima, si está sola, si va con alguien conocido, analiza cuánta gente hay en el baño”

El funcionario del Ministerio Público agregó que este tipo de agresores actúan en escenarios concurridos para experimentar dosis de adrenalina.

“Es lo que los induce a cometer el acto delictivo, piensan que es poco atractivo si no hay dosis de adrenalina y ese podría ser el motivo de hacerlo en público y bajo el riesgo de ser capturado”

Las áreas de centros comerciales más vulnerables y donde según las denuncias se han cometido este tipo de abusos son: servicios sanitarios, sótanos y parqueos, gradas de emergencia y en los propios locales comerciales.

El Ministerio Público ha recibido en nueve meses de este año 2 mil 855 denuncias por agresión sexual, en el mismo periodo la Policía Nacional Civil solo ha capturado a 174 agresores ente ellos, Luis Diego Herrera Sarti el hombre al que se acusa de intentar abusar de una niña el fin de semana.

Rony Espinoza, subdirector general de operaciones de la PNC señala que debe existir coordinación entre fuerza pública y privada cuando ocurren estos hechos, pero dijo que la administración del centro comercial debe responsabilizarse por la seguridad privada que contrata.

“¿A Quién están contratando?, Hay una responsabilidad para el empresario que contrata los servicios de una persona individual para que de seguridad privada, tendrían que llenar un perfil y llenar sus protocolos para saber cómo actuar en estos casos”

Fiscales del MP embalaron información extraída en la casas de del supuesto agresor de Arkadia, con lo cual se apoyarán las investigaciones. El centro comercial a través de un comunicado de prensa dijo que está dispuesto a seguir colaborando con las investigaciones. Las administraciones de los otros complejos comerciales no se pronuncian por hechos ocurridos en el pasado.

Escuche la nota aquí