El miércoles pasado la jueza Claudette Domínguez abrió las puertas de la prisión para que los diputados suspendidos de sus cargos César Fajardo exmilitante de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), ahora independiente, y Marcelino García Chutá, del Movimiento Reformador, salieran rumbo a su casa bajo arresto domiciliar. Un regalo en la víspera de Navidad, pero los congresistas aspiran al presente de Día de Reyes y, en enero, esperan volver a la curul.

La intención ya fue planteada ante la Junta Directiva del Organismo Legislativo y esta instancia hizo ayer el primer análisis. El primer secretario del Congreso, Boris España.

“Se va a solicitar un informe de cada uno de los casos penales, depende de la ley. Nosotros vamos a cumplir con lo que la ley manda, si los diputados se tienen que integrar al pleno, se tendrá que respetar, son temas que está evaluando la Dirección Legislativa y Jurídica del Congreso”

En marzo Fajardo y García Chutá fueron enviados a prisión preventiva acusados de crear plazas fantasma en el Congreso de la República durante 2015. El pago de una fianza de Q400 mil les dio la oportunidad de volver a casa, pero el pase de salida ¿contempla ejercer como dignatarios de la Nación?

La magistrada suplente del Tribunal Supremo Electoral, Ana Ely López Oliva es enfática:

“Yo creo que esa es una idea ilusa, porque ellos están ligados a proceso; el que les hayan otorgado la sustitución de la medida es una cosa diferente a que estén libres, ellos podrán regresar al congreso solo cuando hayan sido declarados inocentes”

De la actual legislatura Fajardo y García Chutá son los primeros diputados en ir a prisión, los primeros en recuperar su libertad condicional y los primeros en plantear la pregunta de volver a la curul sin concluir con el procesos penal. ¿Es esta la depuración del Congreso?

“La depuración no va a ningún lado, que serio sería para el Congreso darles posesión solo porque les cambiaron la medida, pero no se las levantaron”

Esa es la opinión de la magistrada del TSE.

Pablo Tzja, es el diputado que suple a García Chutá, en su primera reacción al enterarse de la intención que tiene su antecesor:

“No creo que con esta medida sustitutiva tenga derecho en regresar. La Junta Directiva tiene que analizar el caso para que el Congreso no reciba críticas, tienen que sopesar si les conviene o no les conviene”

Mientras que el diputado España recordó a los suplentes que la curul corresponde en estos casos a César Fajardo y Marcelino García Chutá.

“Ellos saben que tomaron posesión de manera temporal y eso quedó establecido en el acuerdo de toma de posesión”

Karina Paz es la otra diputada suplente que ocupa la curul de Fajardo en la UNE. No fue posible contactarla.

Aunque la actual Junta Directiva ya inició este análisis, lo más probable es que la decisión la tome la nueva Junta directiva que podría elegirse en los primeros días de diciembre.

Escuche la nota aquí