Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Ricardo Quiñónez, concejal primero, asume la Alcadía de Guatemala. Hombre cercano al exalcalde Álvaro Arzú desde 1996, genera la percepción de un cuadro más técnico y menos político. Sabrá guiar al equipo en los proyectos municipales, pero no asumirá la prominencia que su antecesor sostenía en la actual coyuntura.

“Gracias a mí no ha habido otro golpe de Estado porque he defendido al Presidente, porque considero que otro golpe de Estado sería terrible”

Esas son las palabras del alcalde capitalino durante una conferencia de prensa en el Ministerio Público hace siete meses cuando se anunció la solicitud del retiro de su inmunidad por el caso Caja de pandora. La muerte de Arzú levanta la mayor interrogante de estos días: el presidente Jimmy Morales ¿se quedó solo en su lucha?

Ricardo Quiñonez sucederá a Arzú en la alcaldía. Y tras 14 años del expresidente en el poder del gobierno municipal, en el Palacio de la Loba sienten aires de cambio. La oposición ve la llegada de Quiñónez como una oportunidad de apertura y conciliación en el Concejo, así lo afirma la Ana Maria Botrán, Concejal VII.

“Ricardo tiene un temperamento más conciliador, el alcalde Arzú siempre fue una persona muy rígida y autocrática, Ricardo en ese sentido es mucho más abierto y flexible”.

Los cambios se perciben más en la forma, pero no en los planes: ellos ya traían un plan de administración municipal que yo no creo que Ricardo lo vaya a modificar, afirma Botrán.

Raquel Zelaya, presidenta de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES), dice que la respuesta del equipo de trabajo municipal será fundamental para la gestión de Quiñónez

“Él tiene un reto tremendo por delante porque el temperamento fuerte y drástico de Álvaro no lo tiene, pero cuando hay equipo cada quien puede poner su estilo sin perder la orientación y las políticas”

El fin de semana durante las honras fúnebres al alcalde Arzú, el presidente Morales habló a los trabajadores de la comuna.

“Les quiero decir que no se quedan solos. El equipo de trabajo que el alcalde armó se queda al mando (…) Además he instruido a todos los ministros y funcionarios de la Presidencia y del Ejecutivo que apoyemos el doble el accionar de la municipalidad de Guatemala”

¿Se convertirá Quiñónez también en un aliado político de Morales? Zelaya no lo cree. El perfil de Ricardo es otro, él es más municipalista, no ha estado en la política a nivel que lo estuvo Álvaro, ahí había una alianza de expresidente con presidente, no era la municipalidad que estaba al auxilio del presidente, eso era Álvaro Arzú.

Quiñonez es Licenciado en Administración de Empresas, graduado del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey. Hombre cercano al alcalde Arzú desde que este fungió la Presidencia de Guatemala, en 1996 fue nombrado Comisionado Presidencial para la Modernización del Sistema de Información Geográfico Nacional, Secretario de Planificación Económica, aparte de asumir como secretario de gabinete de Estado. Quiñónez participó además en los procesos de construcción y consolidación de la paz.

El nuevo alcalde fue fundador del Partido Unionista. Ha sido electo síndico y concejal primero, este último, cargo que desempeñaba actualmente y el cual le permite asumir la alcaldía, de acuerdo con lo establecido en la Ley Electoral.