La emergencia del Covid-19 demanda atención hospitalaria en todo el país y los servicios están colapsados mientras Guatemala registra más contagios en plena pandemia. Solo el martes el Gobierno informó de 700 casos positivos en el día, además de reportar 35 muertos.

Los médicos aparecen con más frecuencia ante la Prensa para demandar insumos y reportar que están rebasados en capacidad.

Pero los informes del ministerio de Salud entregados el martes al Congreso de la República por Édwin Asturias, director de la Comisión Presidencial contra el Coronavirus, evidencian que 8 hospitales, pese a la demanda, no han ejecutado el presupuesto asignado para la atención del Covid-19.

Estos son:

  1. Hospital de Malacatán, San Marcos
  2. Hospital Federico Mora
  3. Hospital Regional de Cobán
  4. Hospital Nacional Nicolasa Cruz, Jalapa
  5. Hospital de Uspantán
  6. Hospital de la Tinta
  7. Hospital de Villa Nueva y
  8. Hospital Roosevelt

Además, el Hospital General San Juan de Dios, otro gran centro de referencia para pacientes con coronavirus, de una asignación de fondos extraordinarios de Q94.1 millones ha ejecutado Q2.8. Y el hospital Roosevelt con Q65 millones, reporta cero en ejecución.

ConCriterio llamó a Marco Antonio Barrientos, director de este último centro, pero no contestó las llamadas ni mensajes.

Luis Fernando Solares, director del hospital San Juan de Dios, respondió:

“No sé ese informe, no lo conozco, pero esos datos no son reales”. El doctor asegura que de su presupuesto ordinario ha ejecutado el 34%.

No obstante, las cifras presentadas según el ministerio de Salud, corresponden a las ampliaciones presupuestarias para atender la pandemia.

Los doctores reaccionan

Zagreb Zea, presidente de la Junta de Médicos del hospital Roosevelt:

“El hecho de que le digan a uno han ejecutado cero quetzales del presupuesto que les corresponde, no solo nos sorprende, sino que nos llega a molestar porque sabemos todo lo que necesitamos: cilindros de oxígeno, pruebas. Y que nos digan que a estas alturas no se ha ejecutado nos parece lamentable”.

El lunes los doctores de dicho hospital se quejaron de carecer de oxígeno y  pidieron trasladar pacientes al hospital provisional del parque de la Industria. Luego de una reunión con las nuevas autoridades la respuesta fue:

“Nos dicen que no nos pueden ofrecer un hospital de desfogue porque el Parque de la Industria no está listo -le digo a título personal- a mí me enfurece”

Napoleón Méndez, jefe de cirugía del hospital San Juan de Dios, dice que es complicado porque hay un choque entre las necesidades médicas y la administración.

“Hay equipos que uno los pide hoy y los recibe en un mes y medio”. Cree que es porque las leyes entrampan la adquisición. Además, los administradores se blindan de demandas a futuro:

Serviría mucho que la Contraloría acompañara los procesos de compra y se pueda decidir qué productos son necesarios, aunque sean caros. Pero ahorita no se ve a ningún contralor en los hospitales porque tienen miedo de contagio. Van a venir en dos años y van a hacer los reparos, pero debería ser en el momento.

El médico cree que otra medida puede ser la flexibilidad legislativa temporal con puntos definidos de transparencia.

Hospitales temporales preocupan

Lucrecia Hernández Mack, diputada del bloque Semilla y exministra de Salud, cree que la nula ejecución de estos 8 hospitales y la baja ejecución en el San Juan de Dios puede deberse a que están gastando el presupuesto ordinario y no el de emergencia.

Hernández Mack señala que le preocupa el hospital temporal del Parque de la Industria ya que ese solo cuenta con presupuesto de emergencia y de unos Q114 millones y su ejecución es menor al 4%.

“El que está realmente en aprietos es ese hospital: sus niveles estaban por debajo del 50% de medicamentos y disponibilidad de material médico quirúrgico menos el 30%”.

La diputada agrega que se debe acordar entre el Ejecutivo y la Contraloría agilizar las compras. Según los reportes hasta el martes, 621 procesos de adquisiciones fueron anulados.