Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Las intoxicaciones por ingesta de alimentos que padecieron estudiantes de 4 a 14 años en  tres centros educativos públicos encendió las alarmas en el Ministerio de Educación (Mineduc). El último caso ocurrió la semana pasa en la  Escuela Oficial Rural Mixca Caserío Guatelinda, en San Diego, La Libertad, Petén. 114 alumnos resultaron con enfermos después de comer Chaomein, como parte de la refacción escolar que preparan las Organizaciones de Padre de Familia (OPF).

El Mineduc espera esta semana los resultados de los análisis médicos, aunque de acuerdo con José Moreno, viceministro de Diseño y Calidad Educativa, técnicos de la cartera revisaron la bodega de alimentos de la escuela, pero no hallaron alimentos vencidos.

 Hay que tomar en cuenta que aquí pueden influir varias cosas: el propio estado del alimento, no se  respetaron las normas de higiene o pudieron influir factores ambientales o contaminantes en el agua. Pero estamos a la espera que el Ministerio de Salud certifiqué qué fue lo que ocurrió.

Miguel Ángel Reyes, jefe de  Direcciones Departamentales de Educación, sospecha pudo ser mala manipulación de los alimentos:

Hay una instrucción que va de la Dirección Departamental de Proyectos de Apoyo y ellos tiene un instructivo de manejo de alimentos, qué tipo de alimentos deben consumir los niños, con proteínas y carbohidratos y las OPF son capacitadas en el manejo de los fondos y cómo preparar los alimentos.

Reyes dijo que los últimos dos meses  registraron dos casos similares. Uno en Suchitepéquez y otro en Villa Nueva, con 120 alumnos intoxicados al comer pollo en crema. Según el Viceminstro Moreno, una debilidad es que las OPF no cumplen con lo establecido en los menús escolares.

La instrucción es que por favor no se salgan de los alimentos que están incluidos en el listado porque se cuida: la facilidad en la preparación, que las normas de inocuidad y limpieza sean atendidas y que la cadena de frío se siga, porque no tenemos la capacidad para usar refrigerantes.

Nadia Guzmán, integrante de OPF de una escuela de Mixco, dijo: los padres de familia tenemos que ingeniárnoslas para la preparación de alimentos en las escuelas porque no se cuentan con las condiciones adecuadas para la preparación, estas son escuelas no restaurantes.

Ante ese reto, el Viceministro responde:  entendemos que en algunos lugares hay carencias y el Ministerio no tiene la disposición para dotarlos de cocinas y condiciones ideales y ellos dentro de sus escuelas se han ido adaptando, pero eso no debiera de ser motivo para que descuide las normas de higiene.

El Ministerio de Educación cuenta con 28 mil Organizaciones de padres de Familia, las cuales por medio de la Ley de Alimentación Escolar se han organizado para administrar Q984 millones  del programa y la preparación de la comida para los alumnos. El Miniduc dijo la ley no contempla sanciones en este caso, pero sí en la parte administrativa del dinero.