Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Solo faltan 10 días para que concluya el empadronamiento electoral para las elecciones generales de junio. Y algo sucede con los registros que ha llamado la atención de ciertos estudiosos, como el economista y politólogo, Carlos Mendoza,  integrante del partido Semilla:

Hay Más de 500 mil jóvenes  de 18 a 25 años que pareciera que no entraron en el padrón.

En efecto a dos semanas de que se concluya la documentación de personas aptas para votar y elegir a las nuevas autoridades, las estadísticas de empadronamientos reflejan una reducción de poco más de medio millón de votantes jóvenes de entre 18 a 25 años en comparación con el pasado evento electoral.

Este segmento de la población que en el proceso electoral de 2015 ocupaba el 19 por ciento de votantes ahora representa solo el 11, según los datos oficiales del Tribunal Supremo Electoral.

Votantes menos jóvenes

Los números del empadronamiento despiertan dudas en  incluso cree que puede existir un error institucional o un componente demográfico:

 “Bajó 41  por ciento el número de empadronados en términos absolutos eso no se puede explicar simplemente por el hecho de que muchos envejecen o que salen de ese grupo y pasan al siguiente”.

Ana Ely López Oliva, magistrada suplente del TSE, descarta el error estadístico y atribuye la reducción de la juventud en el padrón a dos aspectos: apatía política y carencia de documentación.

“Yo doy clases en la universidad y los de primer año tienen una apatía política. Pensemos en un 20 por ciento y luego tenemos un porcentaje alto que dice que no tienen su DPI. No sabemos si la crisis de tarjetas era cierta, pero atrasó mucho la entrega del documento. Por ejemplo, de mis alumnos, al 70 por ciento no se lo han entregado y no empadronan con la constancia de que el DPI está en trámite. Además, hay quienes ya tienen identificación pero no quieren empadronarse”.

El grupo etario que ahora lidera el padrón electoral es el de los 26 a los 30 años, quienes representan un 15 por ciento del total de votantes. Aunque, según la magistrada del TSE, los jóvenes son aún  el caudal para las organizaciones:

El grupo objetivo del partido político en este momento son los jóvenes, quienes podrían generar interés en la elección. Los viejos o ya no quieren o ya saben por quién votar.

Y eso justamente pone en desventaja a los nuevos partidos y candidatos, cree Mendoza:

Tendrá un efecto importante porque recordemos que la campaña electoral será más corta. Los partidos nuevos y los nuevos candidatos no van a tener tiempo de posicionarse en la mente de los electores. Entonces, si había algún partido con intensión de atraer el voto de los jóvenes, ese grupo objetivo se le cayó, ahora solo representa 11 por ciento y el grupo más fuerte es el siguiente es el de 26 a 30 años que representa el 15.

El cierre del padrón está programado para 16 de febrero a la fechas el TSE registra 7.6 millones de guatemaltecos aptos para emitir el voto.