Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Edmond Mulet, antiguo jefe de la Secretaría General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), y candidato presidencial del partido Humanista de Guatemala usa como bandera de campaña la siguiente frase:

“El Parlacen es un refugio para los parientes de la vieja política”.

Publicidad
Publicidad

En junio próximo Guatemala también elegirá 20 diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen), uno de los cinco cargos públicos de los comicios generales de 2019. Esta elección es la que mayor votos nulos y en blanco recibe, según la memoria electoral de del pasado evento: el voto nulo obtuvo 7.6 % y el voto en blanco 8.3%.

Celia Luna, analista del área política de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales  (ASIES), comparte con Mulet que ese organismo regional se ha convertido en un edificio que alberga familiares y amigos, pero también  en una guarida que blinda a políticos.

“Es un refugio al que buscan tener acceso muchos personajes no solo de la vieja política, sino con señalamiento penales y llegando ahí se garantizarían inmunidad”.

El Congreso de la República aprobó en 2018, Q13 millones para el aporte anual del Estado de Guatemala al Parlacen para 2019. El resto de países que lo integran realizan una contribución similar, lo que se convierte en un presupuesto total de Q76.5 millones.

El Parlacen tiene como fin la integración centroamericana, sin embargo sus resoluciones no son vinculantes y por lo tanto sus Estados miembros no están obligados a cumplirlas.

Rafel Espada, diputado del Parlacen entre 2008 y 2012, rechaza las críticas y cree que no se entiende adecuadamente la función de la institución:

No estoy de acuerdo, porque hay que entender el concepto más de lo que uno ve, no es solo político sino social, económico y de desarrollo. No quiero entrar en polémicas solo diré que no estoy de acuerdo.

La analista de Asies cree además que otra de las falencias de la institución es que no ha sabido comunicar de manera eficaz cuál es el trabajo que ha realizado. Al consultar a Espada sobre la incidencia que tuvo en el Parlacen en las políticas del país durante su gestión respondió:

Lo que deberían hacer es pedirle al parlamento que les den un resumen anual de lo que se hace y se reporta, ahorita no la tengo en la cabeza.

Paul Briere, diputado de TODOS y postulado al Parlacen por  Encuentro Por Guatemala, refiere que una razón para querer incorporarse a la instancia es que desde ahí se puede impulsar con mayor incidencia el tema de migrantes. Sin embargo, no se atreve a hacer una evaluación sobre el trabajo de las pasadas administraciones:

“Si tenemos los mismos problemas lo que debemos hacer es buscar la solución en conjunto, pero no podría hablar de del trabajo de los otros diputados porque no conozco su trabajo”

Las únicas dos planillas de diputados al Paralacen inscritas a la fecha son las del partido Fuerza encabezada por Yesenia Claudiny Giron Polanco y  la de Vamos que en la casilla 1 postula a Camilo Johanes Dedet Casprowitz.

De acuerdo con el Tratado Constitutivo del Parlamento Centroamericano, Jimmy Morales y Jafeth Cabrera podrán unirse al organismo al concluir su gestión tal como lo hicieron Vinicio Cerezo, Ramiro De León Carpio, Álvaro Arzú,  Alfonso Portillo y Álvaro Colom. En tanto Óscar Berger  declinó de pertenecer al mismo.

En la actual gestión, se encuentran Othmar Sánchez, amigo del presidente Morales, vinculado al Caso Botín Registro de la Propiedad. También el hijo del fallecido alcalde Álvaro Arzú, Diego Arzú García-Granados. Además, Mara Olga Baldizón Méndez, hermana de Manuel Baldizón; Nadia Lorena de León Torres, hija de Sandra Torres. José Flores Divas y Joaquín Flores España, hermano y papá del diputado Jairo Flores. Así mismo, Roberto Alejos Vásquez, padre de Gustavo Alejos.

En promedio cada diputado devenga un salario mensual de US$ 5mil, unos Q38 mil.