El país atraviesa por una convulsión política que ha tocado distintos sectores, entre ellos el Tribunal Supremo Electoral (TSE) que en enero del próximo año deberá hacer el llamado a los partidos políticos legalmente constituidos para que participen en las elecciones generales 2019.

El mes pasado fue firmado un convenio entre el TSE y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) mediante el cual el organismo internacional apoyará con capacidades a la función de control y fiscalización de los partidos políticos. La firma de ese convenio desató la controversia por grupos opositores  a la CICIG.

Dos semanas después el presidente Jimmy Morales anunció que no renovaría el mandato de la Comisión y 4 días más tarde se prohibió el ingreso de Iván Velásquez al país.

Los partidos políticos prefieren guardar distancia y esperar que la justicia resuelva, así lo afirma Cesar Romano, representante de la UNE ante el TSE:

Creo que los partidos lo que están es teniendo  cuidando hasta cierto punto del desgaste al que se pudieran meter, creo que es una lucha a donde no nos llamaron a  participar.

Sin embargo, sabe que más temprano que tarde, tendrán que fijar postura con el tema de CICIG.

 Aquí la pregunta del millón es: ¿Qué pretenderá reflejar cada uno de los partidos ante su electorado?, si el elector es proclive a CICIG se van a hacer ofertas de esa naturaleza, pero si su grupo meta es contrario a la Comisión el discurso será la no renovación del mandato.

Luis Quiñónez, representante del PAN, está consciente del silencio de las organizaciones políticas ante la coyuntura nacional, pero asegura que están siendo cautelosos  para evitar incurrir en violación de la ley electoral.

 “Hay una línea muy delgada en la que no se sabe si el Registro de Ciudadanos lo tomará como que se estuviera incurriendo en campaña anticipada, incluso sobre los problemas que están afectando al país, entonces nadie se quiere atrever a hacer eso.

Alejandra García, representante de Encuentro por Guatemala ante el TSE cree que la organización política a la que pertenece no ha guardado distancia con los acontecimientos que se suceden en país, aunque señala, al igual que el integrante del PAN, que las organizaciones temen que cualquier pronunciamiento se confunda con campaña anticipada.

“Yo creo cada partido a su manera ha tenido algún pronunciamiento a su manera, aunque quizá no haya generado el impacto esperado”.

Encuentro por Guatemala, FCN-Nación y la Unidad Nacional de la Esperanza son partidos cuyos Secretarios Generales han sido vinculados a casos de financiamiento electoral ilícito. FCN-Nación y Encuentro por Guatemala, están ya en fase de cancelación por ese tema.

El silencio es el denominador común de los partidos que deberían asumir una postura concreta, proponer soluciones o animar el debate y la discusión. En tres meses todo cambiará y seguramente escucharemos lo que ahora se calla.