Ayer como todos los lunes se llevó a cabo la sesión de jefes de bloque del Congreso de la República para acordar la agenda que será conocida en las dos sesiones plenarias de esta semana. Un punto dentro de la reunión fue la piedra en zapato que incomodó a más un diputado. Algunos cambiaron de color y en otros la molestia fue evidente en su tono de voz cuando escucharon el plan de austeridad de Vicenta Jerónimo, la única diputada del Movimiento para la Liberación de los pueblos (MPL). Así hicieron eco sus palabras en la sala:

Ya renuncié al teléfono, la caja chica de la bancada y de diputada y al seguro de vida. Y voy a renunciar a más cosas, estoy preparando los documentos.

La congresista como ya lo había expresado por escrito, solicitó a la instancia sesionar más tarde para que el Congreso no incurra en gastos en compra de alimentos para los diputados:

Yo como diputada del MLP puede comprar mi alimentación y no incurrir en gastos públicos; en Guatemala la desnutrición es crónica, cómo vamos a combatir eso.

Allan Rodríguez, presidente del Congreso respondió que no podrán cambiarse los horarios de las sesiones ya que la convocatoria debe hacerse con 24 horas de anticipación previo a celebrarse la sesión plenaria. Además dijo que los partidos tienen reunión con los integrantes de bancada previo a jefes de bloque. Además:

Deje decirle que anteriormente la instancia y el pleno conoció los horarios y esos fueron ratificados.

La discusión no terminó ahí: aún con el almuerzo servido sobre la mesa algunos congresistas salieron al paso para criticar la propuesta de Jerónimo, uno de ellos el expresidente del Congreso Álvaro Arzú:

Si quieren renunciar a todo renuncien a su curul también, pero ya dejemos de tomar esas medidas populistas mediáticas. El hecho de que no almorcemos no va a resolver el problema de desnutrición en el país – es mentira- son argumentos falaces. Queremos resolver los problemas: paremos el robo de energía eléctrica, eso si es un robo.

Vicenta Jerónimo proviene del Comité de Desarrollo Campesino (Codeca) una organización con señalamientos de robo de energía eléctrica, la misma diputada Jerónimo enfrentó acusaciones que fueron desvanecidas.

Otro diputado incomodo con el planteamiento fue Manuel Conde:

“No quiere comer no coma, no quiere usar seguro no use seguro, que no use energía o la oficina si no quiere hacer gastos”. El Congresista instó a Jerónimo a presentar su propuesta al pleno para que sea esa instancia la que decida y no los jefes de bloque.

Fidel Reyes Lee diputado del bloque Bien expresó:

Con todo respeto esa es una medida simplista y populista -ya no estamos en campaña- hay temas más importantes que un simple plato de comida.

Rodolfo Neutze, jefe de Bloque de Creo en tanto hizo una propuesta:

La población nos contrató sin horario y nosotros los diputados de Creo estamos en la disposición de que nos cobren el almuerzo.

Los jefes de bloques de UNE, Semilla y Winaq opinaron que el tema de cambio de horario de sesiones debe discutirse para evitar que el Congreso incurra en gastos.

Para una sesión de jefes de bloque el congreso eroga unos Q1 mil 500 y para una plenaria el promedio de gasto es de Q 3 mil 500. En 2019 se pagó Q3.3 millones en telefonía. Q29.1 millones en dietas para cargos representativos, Q 10.8 millones y representación en el interior y Q4.3 millones en alimentos generales.