Un video circula en redes sociales: un hombre que viste una camisa blanca con la insignia de la Policía Nacional Civil, usa gorra, lentes y cubre su rostro cubierto con una manta de estampado militar, envía un mensaje.

“La PNC advierte al gobierno de Jimmy Morales, ante la falsa promesa de un incremento salarial: si en este mes no lo hacen efectivo, tenemos previsto que el 1 de agosto nadie saldrá a cubrir servicio y los oficinistas de seguridad ciudadana no harán papeletas hasta que todo vuelva a la normalidad”

La promesa de incremento salarial la hizo el ministro Enrique Degenhart en mayo pasado y es de Q1 mil 200 para los 42 mil 800 agentes con los que cuenta la PNC.

Pablo Castillo, vocero de la PNC, explicó que ese aumento reclamado aún debe atravesar un trecho administrativo para su aprobación, pues el objetivo es incorporar la suma al salario base. Por eso, aún no hay fecha para la entrega del aumento:

 “Es un tema que no solo depende la PNC: también de PGN, Oficina Nacional de Servicio Civil (ONSEC) y, según me explicaron, aún se está agotando la fase administrativa, aunque ya está avanzado en 80%”

Sobre la advertencia de paro de labores Castillo señaló que los agentes “no tienen derecho de manifestación”. Según el portavoz, su contrato prescribe que no deben arriesgar la seguridad ciudadana.

Pero hay antecedentes y ocurrieron durante el mandato del presidente Óscar Berger, recuerda, Carlos Menocal, exminsitro de Gobernación:

Los policías se amotinaron en la comisaría 12 -en la academia- falleció un agente y estaban demandando mejoras salariales, más que expresiones de inconformidad, con justificadas razones.

Sueldo a cuentagotas

En los últimos 15 años los agentes de la Policía Nacional Civil apenas han percibido  bonos con los cuales compensan su precario salario:

Durante el gobierno del expresidente Óscar Berger tuvieron un bono de Q230, con Álvaro Colom Q1 mil 100 y durante la actual gestión lograron una bonificación de Q700 mensuales.

Sin embargo, la base salarial del PNC es de Q2 mil 354 y el sueldo continúa alimentándose de bonos que varían según la jerarquía:

En el caso de un agente que lleva 15 años de servicio en la PNC su sueldo mensual suma Q4 mil 852 -incluidos descuentos-.

Compran su equipo

Nery Ramos, exdirector de la PNC, considera que es urgente reajustar los salarios para la dignificación de trabajador ya que expresa que del sueldo líquido que recibe el agente, prácticamente no le queda nada:

Tienen que pagar sus uniformes, todo su equipo e incluso sus municiones; además, tienen que sacar dinero de su sueldo para la reparación de autopatrullas. Y cuando hacemos un resumen de los gastos en los que ellos incurren para prestar el servicio de seguridad les termina quedando una nada para la alimentación de su familia y educación de sus hijos.

Francisco Rivas, exminsitro de Gobernación, también le apuesta a la mejora salarial y, estas son sus razones y proyección de sueldo para un PNC:

En atención al riesgo que corren, el esfuerzo y las condiciones en las que trabajan, como mínimo, tendrían que ganar Q8 mil. Con ese salario equiparían al salario del personal de otras entidades de justicia.

Rivas intentó mover los bonos al salario base, según explicó, hubo avances en los dictámenes interinstitucionales, pero no se le dio continuidad cuando dejó el cargo. Sin embargo, Degenhart le apuesta a la misma fórmula: incrementar la base salarial.

Durante el gobierno del expresidente Álvaro Colom también se intentó implementar el mismo método comenta el exministro Menocal:

Cuando intentamos que la bonificación se trasladara al salario base, la Oficina del Servicio Civil (ONSEC) prohibió hacerlo porque la PNC no tiene una ley presupuestaria constitucional, no tiene una carrera interna dentro del Ejecutivo. Entonces hay elevar a ese nivel a las fuerzas de seguridad para que puedan tener un escalafón similar a las de los maestros para que año con año se incremente el salario.

En otros países como El Salvador un policía devenga US$1 mil mensuales.