Alejandro Giammattei cumplirá en pocos meses dos años de habitar la residencia de la 22 avenida 4-08 de Vista Hermosa 1 en zona 15. Una patrulla vigila la casa de fachada blanca, portón negro con jardín frontal, la cual se puede observar desde la calle, a pocos metros de la garita del condominio. En el terreno de 1 mil 086 metros cuadrados se erigió una vivienda de dos pisos, cinco dormitorios, un baño con jacuzzi y un parqueo techado para siete carros. Además, hay un área de seguridad para hospedar a seis guardaespaldas. 

En los archivos tanto de la municipalidad de Guatemala como del Registro de la Propiedad y la Dirección de Catastro y Avalúos de Bienes Inmuebles del Ministerio de Finanzas, la vivienda pertenece a la Inmobiliaria Linares, formada en 1998 por José Luis Briz Mateo, un español radicado en Guatemala, quien falleció en un accidente de helicóptero en Alta Verapaz en 2008. El gerente general desde 2011, según el Registro Mercantil, es el arquitecto José Augusto Alfaro Azurdía. 

ConCriterio se comunicó con él, pero respondió que no hablará sobre este tema:

 “Sí fíjese que lamentablemente no puedo darle información al respecto. Él es funcionario público y por eso a él se le debe preguntar.”

Patricia Letona, secretaria de Comunicación Social de la Presidencia, informó que Giammattei paga con su dinero los US$2 mil mensuales de renta desde que se mudó allí el 28 de noviembre del 2019, dos meses antes de asumir la Presidencia de la República. El alquiler, dijo la secretaria, es con opción a compra. El presidente devenga un salario mensual de USD$19 mil 246 con 57 centavos. 

Existe otra historia sobre la llegada del inquilino a dicha casa. Una fuente, quien declinó ser identificada en esta nota, pero conoció el negocio, asegura que José Luis Briz Fernández, hijo del fundador y actual propietario de la inmobiliaria, vendió la propiedad a una sociedad anónima. 

Esta fuente cuenta que en 2019 el abogado Gustavo Adolfo Ortiz Arroyo cotizó la propiedad, cuyo valor registrado en el Registro de la Propiedad asciende a Q880 mil. Ortiz Arroyo integra la defensa de Alba Elvira Lorenzana Cardona, esposa del propietario de canales de televisión abierta, Ángel González, y vinculada al caso Cooptación del Estado.

El mismo abogado fue además intermediario de la polémica compra-venta del apartamento en zona 14 que, según la Fiscalía Especial contra la Impunidad, el magistrado Eddy Orellana Donis recibió como una dádiva de Sergio Roberto López Villatoro, señalado de interferir en la conformación de las altas cortes en 2014. Ambos rechazan los cargos y aseguran que el magistrado pagó la propiedad.

El abogado Ortiz Arroyo negó a ConCriterio participar en esa negociación y, en principio, aseguró que no se relaciona con el presidente Giammattei. Pero hay una fotografía de un mitín durante la campaña electoral de 2019 en la cual Ortiz Arroyo aparece vestido con ropa del oficialista Vamos. Al mencionar esta imagen Ortiz Arroyo reconoció que fue abogado del presidente y su familia en el pasado y que, como cualquier ciudadano, lo apoyó de cara a la segunda vuelta.

En la misma imagen, Ortiz Arroyo aparece junto al exsecretario privado de la presidencia Giorgio Bruni, cuya residencia fue allanada en febrero del 2021 en búsqueda del exministro de Comunicaciones José Luis Benito Ruiz, ahora prófugo de la justicia. ConCriterio consultó a Bruni qué rol jugó Ortiz Arroyo durante la campaña y este respondió por mensaje:

“Yo lo vi ese día y un par más, pero activo de algo no estaba (…) que yo sepa no tenía rol, creo que era amigo de alguien. Esa ocasión fue el último día de actividades de campaña de primera vuelta, según recuerdo.”

En relación a la supuesta compra-venta, ConCriterio también contactó a José Luis Briz Fernández, hijo del fundador de la inmobiliaria. En su perfil de LinkedIn figura como director de Urbabienes, una desarrolladora de proyectos habitacionales, comerciales e industriales del Grupo Botier, al cual pertenece la Inmobiliaria Linares, dueña de la casa donde reside el presidente. Briz Fernández no respondió a los mensajes de texto enviados a su celular.

Las mudanzas de los mandatarios suelen despertar suspicacias por los antecedentes más recientes en el país: el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) descubrieron que el exsecretario presidencial Gustavo Alejos, ahora procesado por cuatro casos de corrupción, le regaló al expresidente Otto Pérez Molina, una casa en Vista Hermosa I. La Ley de Probidad y Responsabilidades de los Funcionarios y Empleados Públicos les prohíbe solicitar o aceptar dádivas, regalos, pagos, honorarios o cualquier otro tipo de emolumentos adicionales a los que normalmente perciben por el desempeño de sus labores.

Jafeth Cabrera, vicepresidente durante el gobierno de Jimmy Morales, también se mudó de vivienda recién iniciada su gestión. En marzo de 2016, Cabrera arrendó dos casas en La Cañada, un exclusivo condominio en zona 14, por Q30 mil mensuales. La propiedad de 942 metros cuadrados pertenecía al empresario Hugo Leonel García López.

Virginia Pico trabaja en una empresa de valuación y estudio de mercado de bienes inmuebles y explica:

«Por el tamaño del terreno y por las rentas que se manejan en el sector, es razonable esa renta de USD$2 mil. En esa zona, están pidiendo entre USD$1 mil y USD$1 mil 500 por apartamentos más pequeños. ”

Y Geraldine Sasaki, corredor de bienes raíces de la inmobiliaria Citymax, explicó que los precios de venta por metro cuadrado en Vista Hermosa oscilan entre los USD$1 mil 100 y los USD$1 mil 500. El valor de la casa donde habita el presidente oscila en los $USD1.5 millones.