Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Estamos a 30 días para el día de las votaciones y conforme avanza el tiempo, menos candidatos aparecen en la papeleta presidencial.  El miércoles la Corte de Constitucionalidad (CC) confirmó que la semana cierra con la salida de Thelma Aldana y Zury Ríos a raíz de fallos distintos de la alta Corte.

Según las encuestas ambas candidatas dejan a por lo menos a un cuarto del electorado en incertidumbre sobre  a quién darle su voto.

Y eso motiva a las organizaciones políticas a replantear sus estrategias de campaña para cautivar a los indecisos. Los planteamientos se enfocan más en resaltar la lucha contra la corrupción.

Manfredo Marroquín, presidenciable de Encuentro por Guatemala:

 “Vamos a reforzar toda mi trayectoria de lucha contra la corrupción. Creo que ningún otro candidato puede dar crédito de haber luchado en este tema  como lo he hecho  yo en los últimos 20 años, presentando denuncias  contra alcaldes, diputados, ministros, presidentes…”

Aníbal García, presidenciable del partido LIBRE, cree que el  plan de su organización en cuanto al combate de la corrupción, la inseguridad y el tema económico pueden motivar a los votantes de ambas candidatas, sin embargo señala:

En el caso del electorado de la señora Aldana, hay que recordar que  le valoraba a ella la lucha contra la corrupción y nosotros también hemos sido estandartes en esa lucha y ahí es donde vamos a profundizar nuestro proyecto y hacer más exposición mediática.

Sandra Torres, se inclinará conquistar las áreas urbanas: los inquilinos de mercados y estudiantes universitarios son a quienes espera llegar, así lo comenta Cesar Romano, fiscal de la Unidad Nacional de la Esperanza:

Vamos a invitar a esos grupos focales a que escuchen nuestras propuestas, no  únicamente en los mítines, sino que en reuniones ya preestablecidas. Tiene que ser trabajo a varios niveles, porque hay gente de la economía informal que están agrupados y que no conocen la oferta electoral, al igual grupos de universidades.

La dificultad  con la que se encuentran los partidos para resaltar la imagen de sus candidatos son las nuevas reglas del juego: no pueden comprar mayores espacios en medios de comunicación, más que los establecidos por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Emerson García, fiscal del partido TODOS comenta este aspecto:

La inversión es lo primero que cualquier asesor político hubiera recomendado para pagar  en medios de comunicación, pero hoy no lo permite la ley.

Lo único que queda es estar presente en todos los espacios generados por los medios de comunicación: foros, debates, entrevistas.

Esa será lo forma en la que su presidenciable reforzará su imagen y buscará capturas a los votantes indecisos. En tanto creen que el voto de candidato a diputado es intransferible.