La cuenta regresiva para a la discusión  del prepuesto nacional se ha iniciado. Los congresistas tienen 25 días para: aprobar, improbar o modificar el proyecto  de ingresos y egreso de la nación que  será conocido este martes, en su primer debate, en el Congreso de la República. El documento llega al pleno del Organismo Legislativo con Q2 millardos menos, respecto de la propuesta original del Ejecutivo, por una  reducción en la meta de recaudación, por lo que la Comisión de Finanzas  fijó el techo presupuestario en Q 87.7 millardos.

El documento ha  generado dudas entre algunos legisladores como los de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), así lo expresó la reunión de jefes de bloque el congresista Orlando Blanco:

“Nosotros tenemos varias observaciones en cuanto a montos, transparencia, algunos bolsones injustificados y, algunos “chanfles que le metió la Comisión de Finanzas, que lo pueden terminar shuquenado”.

La UNE es una de la seis bancadas que se abstuvo de firmar el dictamen de la Comisión y, de acuerdo con Blanco, si no se hacen modificaciones al mismo, no apoyarán con sus votos la propuesta:

Nosotros identificamos que esos 2 mil millones que supuestamente se iban a rebajar del presupuesto, nos hemos dado cuenta que a las que se le bajó el presupuesto fue a instituciones autónomas o descentralizadas, porque al disminuirse el nivel de recaudación se disminuyen las asignaciones correspondientes. Pero encontramos que alrededor de 10 ministerios tuvieron un incremento de Q930 millones, de esos más de Q700 millones en rubros de plazas y estudios concentrados en el Ministerio de Agricultura, Ministerio de Desarrollo Social y Comunicaciones, lo cual es injustificable.

Las entidades más afectadas serían la Universidad de San Carlos (USAC), el Instituto de Fomento Municipal (Infom) , el Congreso, el Ministerio Público (MP) y el Organismo Judicial (OJ) estas dos últimas instituciones quedarían con Q1 y Q2 millardos, respectivamente, presupuesto similar al de este año. El Ministerio de Gobernación también sufrió una reducción de 17 millones.

En cambio, a los congresistas les llama la atención que  el Ministerio de la Defensa incrementa su puesto Q700 millones, así lo explica y pone en duda la diputada Nineth Montenegro:

Hay un alza pese a la disminución de 4mil puestos temporales que van a eliminar y 530 permanentes.

El Ministerio de Desarrollo Social es otra de las instituciones que tendrá un incremento en su plan de gastos, Blanco, crítica que siendo una entidad con poca ejecución se le asignen mayores recursos.

“Se le asignan Q280 millones al MIDES cuando es la unidad más deficiente y menos transparente, para implementación de plantas de tratamiento de desechos,  lo cual es un bolsón que estimula la corrupción”

Nineth Montengro cree que otro aspecto que se tiene que revisar  son las normas de control y transparencia del presupuesto, en lo cual también hay algunas dudas, señala.

 “No dejaron regulaciones para evitar las transferencias, no dejaron controles para el pago de la obra de arrastres, hay obra que no precisamente no se puede pagar y, dejaron que toda la obra se puede pagar”.

80 votos serán necesarios hoy en el pleno del Congreso de la República para que el presupuesto 2019 sea aprobado en su primer debate.