El gobierno del presidente Jimmy Morales solicitó al Congreso de la República Q11.8 millardos más para el presupuesto nacional del próximo año. La suma total requerida asciende a Q89.7 millardos.

Pero el ejecutivo se enfrenta con variantes que dificultan la negociación: crisis política, año preelectoral y el reciente cambio de ministro de Finanzas.

Dorian Taracena, diputado de Encuentro por Guatemala, agrega la baja recaudación de impuestos como un desafío más para la aprobación del presupuesto:

“El tema de la recaudación siempre ha tenido sus problemas. Al no llegar a la meta, seguimos forzosamente endeudando al país a través de préstamos y ese es un elemento que hay que considerar porque no podemos seguir endeudando al Estado. Lo segundo, el Ministro de Finanzas –Julio Héctor Estrada- había logrado mantener el equilibrio y eso no se puede garantizar con el nuevo Ministro, ojalá que fuera mejor y cambiara el escenario en cuanto a la recaudación para evitar endeudarnos más”.

El oficialismo confía en que el nombramiento de Víctor Martínez como nuevo titular de Finanzas no afectará en las discusiones, Admin Maldonado, congresista del FCN-Nación.

“El que quedó de Ministro ha formado parte del gobierno y de la estructura del Ministerio de Finanzas desde que tomó posesión Julio Héctor Estrada. Entonces yo creo que se va a mantener en la misma posición”

El 65 por ciento del total del presupuesto será destinado para funcionamiento; 35 por ciento para obligaciones a cargo del Tesoro –entidades descentralizas-; 19 por ciento para inversión y el 15  para pago de deuda.

Amilcar Pop, presidente de la Comisión de Probidad de Congreso, considera que el Gobierno no ha sido un buen ejecutor y considera excesivo  el incremento solicitado:

A medio año hemos visto menos del 50 por ciento de ejecución presupuestaria, En años pasados, en marzo llevaban entre el 5 y el 6 por ciento de ejecución en materia de construcción y obra en carretera y con eso demostró que no tiene capacidad  y además no muestra confianza en la población y en la institucionalidad.

Los ministerios con mayor presupuesto en 2019 serían Educación con Q16.2 millardos; Salud con Q7.8 millardos y Comunicaciones con Q6.5 millardos.

En tanto, el Ministerio de Desarrollo Social, señalado por organizaciones fiscalizadoras, como la caja chica electoral para distintos gobiernos, recibiría un incremento de Q33 millones de quetzales.

Y el Ministerio de Ambiente, otra cartera cuestionada por su titular, requiere Q21 millones más.

Respecto a esos planteamientos el diputado Pop dijo: se vislumbran como parte de una negociación de campaña política electoral. No solo de partido oficial, sino de la negociación política que resulte del Congreso al momento de aprobar o no el presupuesto.

Pop cree que el riesgo de cancelación del oficialista FCN supone la búsqueda de aliados en otros partidos y eso significaría mayores votos para la aprobación presupuestaria. Taracena opina que con los respectivos candados es posible su aprobación. Y el oficialista Maldonado mencionó:

 Lo importante es que no sea una discusión para decir que están en contra del presupuesto sino que cuál debería de ser el destino de los fondos que se proponen.

 En 2017 el Congreso no logró aprobar el presupuesto 2018 por lo que quedó vigente el de 2017 que fue de Q77.3 millardos.