Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Se inició la recta final para la aprobación o improbación del presupuesto general de la nación, que asciende a Q90.9 millardos y cuya fecha última para la votación es el sábado 30 de noviembre. De no conseguir los votos necesarios para su aprobación, el gobierno de Alejandro Giammattei deberá trabajar con los fondos asignados este año que fueron Q87.7 millardos.

Aunque no está definido, el panorama más probable es que los fondos no serán aprobados. Algunos congresistas aducen que es un presupuesto con poca transparencia y problemas técnicos.

Entre ello, Paul Brire enumera algunas de las preocupaciones contenidas en el documento:

Hay nuevas oenegés que tienen más de Q100 millones asignados -no se saben de quién son ni qué hacen-

Le bajaron más de Q300 al tema de nutrición cuando en Guatemala 1 de cada 3 niños está desnutrido.

Se bajó la inversión de infraestructura

Hubo una asignación menor para educación en preprimaria y primaria, con lo cual habría 75 mil niños menos inscritos.

Hay Q500 millones para pagar la devolución del crédito fiscal a las exportaciones. Eso quiere decir que lo vamos a pagar todos los guatemaltecos.

Y dejaron programados más de Q200 millones  para la compra de los aviones Pampa.

Bancadas se desmarcan

Frente al debate expuesto y la polémica señalada, algunas bancadas y diputados independientes han optado por decir no a la aprobación.

La Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), una de las bancadas mayoritarias en el Congreso, ha dicho que la mayoría de sus diputados no apoyaran la iniciativa. Sin embargo, no son todos, Mario Taracena congresista de ese bloque explica:

Los números son los números: hay 21 diputados de la UNE que estamos cumpliendo con la dirigencia nacional en que no fuéramos y que no votaramos,  “y hay 7 ingratos que no se qué les paso, hay tanto rumores de que con la plata baila el mono”.

Carlos Chavarría, diputado del bloque CREO adelantó también que su bancada no está de acuerdo con el presupuesto que se pretende aprobar:

 “La bancada CREO no lo va a apoyar; en el caso del diputado Juan Carlos Bautista, el ya no es diputado del partido, porque incluso participo como candidato con Prosperidad Ciudadana, pero los 4 restantes no lo vamos a apoyar, y creo que sino hacen las correcciones no lo van a lograr.

El oficialismo actual no pierde la esperanza

Marcos Yax, diputado de FCN-Nación, sin embargo, defiende la iniciativa

Yo creo que se va a aprobar se que en la última sesión hubo oposición, en sesión de jefes de bloque se había acordado que sí pasaba; creo que el problema son las enmiendas pero el dialogo será el factor clave para que podamos dejar un presupuesto digno.

Para su aprobación el presupuesto requiere del voto de 80 diputados.