¡Ya está la comida!

¿Y qué hay de comer?

“Alimentos ultra procesados, son alimentos que ya no están en su forma original y que son altos en calorías, sodio, sal, grasas y en azúcar”, eso es lo que estamos comiendo, según Manuel Ramírez, médico especialista en nutrición y actividad física del Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá (INCAP), quien enfatiza:

“En la canasta básica aparecieron las sopas instantáneas y las gaseosas. La razón es porque son muy fáciles de adquirir, pero son muy malas, las gaseosas con mucha azúcar y las sopas con mucho sodio”.

Son parte de los alimentos que forman parte de la dieta de muchos guatemaltecos en la actualidad, según la Encuesta de Condiciones de Vida (ENCOVI) 2014. Razón por la que el Instituto Nacional de Estadística (INE) integró las sopas de vaso y las gaseosas a la Canasta Básica Alimentaria.

¿Es esa canasta realmente alimentaria? No, responde el médico nutricionista.

“El consumo de estos alimentos ultra procesados conllevan a que las personas ganen peso y cuando ya hay obesidad se presentan complicaciones como presión alta, diabetes, entre otras enfermedades”, aseveró.

Los nutricionista afirman que el guatemalteco, con mayor frecuencia se está alimentando mal: exceso de calorías, consumo de grasas malas, altos aportes de azúcar y sodio entre otras cosas. La razón: desconocimiento, practicidad, y propaganda engañosa.

Ante lo alarmante de la situación, el INCAP promueve el consumo de alimentos sanos. La entidad se encuentra en la elaboración de una Canasta Básica con enfoque nutricional que busca convertirse en una guía para el INE, dijo, Humberto Méndez, especialista en monitoreo y evaluación nutricional del INCAP.

“La canasta básica que presenta el INE es eminentemente económica, que no tiene nada que ver con una dieta saludable y balanceada por lo tanto puede incluir cosas que no son nutricional”.

“Queremos socializar y que sirva como una consejería, no podemos reemplazar la canasta del INE. Porque es una herramienta que la genera el gobierno, vamos a darles sugerencia de que está es saludable y la de ellos no, la de ellos es económica”.

La propuesta con enfoque nutricional está en fase de preparación, el INCAP espera tenerla lista en dos meses, este modelo se implementó recientemente en Honduras y, según Méndez, los productos que se integren para Guatemala podrían ser similares a los de ese país, en donde se incluyeron 29 alimentos:

“Lácteos crema queso leche, huevo, pollo, carne de res, pescado, frijol rojo, arroz, papa, yuca, plátano, tortilla, pan de molde blanco, pasta enriquecida y avena. Repollo tomate cebolla, zanahoria, aguacate, ayote, naranja, banano, mango, azúcar, aceite vegetal, té de hierbas y sal”.

Además, se busca promover la regulación de etiquetas en productos, el nutricionista, Manuel Ramírez, explica:

“Lo que estamos buscando es promover un etiquetado frontal, donde la población pueda saber que tan bueno es el producto: ahí se pone si es alto en grasas, en azúcar, sodio y, mientras más etiquetas tenga peor es el producto”.

Los médicos afirman que la mala alimentación nos convertirá en un país enfermo, en la actualidad dos terceras partes de la población ya tienen algún padecimiento derivado de una mala alimentación y la falta de actividad física

Escuche la nota aquí