Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

El próximo mes vence  el plazo para que el Congreso de la República apruebe el préstamo de US$ 100 millones del Banco Mundial destinados a proyectos para el combate de la desnutrición de 1.9 millones de niños en el país.

Diferencia de criterios entre las bancadas mantiene en impasse el apoyo al mismo. La discusión radica en quién debe ejecutar los fondos: Ministerio de Salud, Ministerio de Desarrollo Social o Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SESAN).

Publicidad
Publicidad

Las tres entidades están incluidas en el proyecto, pero algunos congresistas se oponen  a que el Ministerio de Desarrollo Social y la Sesan administren el dinero, así lo cuenta el diputado oficialista Rudy Pereira, integrante de la Comisión de Finanzas:

 “Yo cree que ellos se están basando en que el Fondo de Desarrollo Social –FODES- en los primeros dos años de gobierno fue una unidad que no fue capaz de ejecutar su propio presupuesto, entonces algunos creen que no va a tener la capacidad”.

La ruta para lograr los 80 votos necesarios para la aprobación del préstamo es una enmienda para que la única unidad ejecutora sea el Ministerio de Salud afirman algunos congresistas.

Rudy Castañeda, vicepresidente de la Comisión de Finanzas, afirma que desde la mesa técnica existe ya un acuerdo:

 “Se mete una enmienda en donde se cambia la unidad ejecutora, aunque algunos quisieran que fuera el FODES, pero eso ya se discutió y va ser  el Ministerio de Salud por el tipo de préstamo”.

Marvin Flores, analista de Acción Ciudadana lamenta que existan intereses particulares de algunos congresistas en  un préstamo que lo que busca es apoyar a niños con malnutrición en el país y cree que se pretende un uso clientelar de esos fondos:

Algunas bancadas siempre buscan cómo sacar ventajas en temas fundamentales para el país como este de salud. Y más en año en electoral,  en lugar de eso deberían preocuparse por encontrar mecanismos de fiscalización y control para que esas instituciones –SESAN, MIDES, Ministerio de Salud- ejecuten los préstamos para lo cual fueron aprobados, porque lo más preocupante es el impacto que tiene la corrupción en el pobreza, insalubridad.

Sin embargo, el diputado Castañeda,  considera que de aprobarse el préstamo, los primeros recursos no estarían disponibles durante el periodo electoral:

“Este préstamo de aquí a junio ni siquiera se ha erogado un solo centavo”.

El congresista agregó que el mismo es multianual para 5 años, lo que quiere decir que en el primer año solo se pueden ejecutar 10% del total.

Los jefes de bloque deberán incluir el tema para que en una nueva sesión se continúe con la aprobación; el lunes último la iniciativa se aprobó en tercera lectura y un artículo en redacción final.