Murphy Paiz, rector la Universidad de San Carlos de Guatemala, llegó al Congreso de la República con una iniciativa de ley bajo el brazo: se trata de reformas al decreto de préstamo de US$120 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económico (BCIE), el cual está destinado para infraestructura, especialmente de las sedes universitaria regionales.

En el artículo 5 de ley quedó establecido los US$120 millones se deben repartir entre 47 centros universitarios departamentales. Y acá es donde se enciende la alerta: el rector Paiz pretender eliminar este artículo, con lo cual de acuerdo con congresistas, el dinero no tendría un destino definido y la universidad podría decir sobre este préstamo.

Juan Carlos Rivera, diputado del bloque Victoria, alzó la voz en el congreso y puso el dedo sobre la intención del académico:

Estamos dispuestos a apoyar a la USAC porque hace un papel importante para el país, pero sí vemos con mucha preocupación porque quieren eliminar el artículo 5 con el cual se acordaba la distribución del uso del préstamos y si lo quitan, no tenemos certeza de a dónde se dirigirá la inversión.

 

 

La iniciativa de reformas del rector no propone más que la eliminación en su articulado. En la exposición de motivos las autoridades universitarias explican que en la aprobación del decreto se establecieron parámetros que no fueron acordados con el BCIE y la Universidad y por lo tanto es necesario eliminar el artículo. Se refiere a un párrafo sobre la distribución de recursos:

90% infraestructura y 10% estudios de prefactibilidad, 0% para gastos administrativos. Según el documento esto modifica el Plan Global de Inversiones aprobado por el BCIE y, por lo tanto, no se formalizó la suscripción del contrato para lo cual se estableció fecha el 20 de octubre. El diputado Rivera, agrega:

Crea mucha duda en la población guatemalteca y la comunidad estudiantil de dónde van a invertir ese dinero. Uno de los mayores riesgos es que los fondos para descentralizar la USAC queden como siempre centralizada y no preocupa que lo usen para funcionamiento.

Nineth Montenegro, exdiputadas que votó por la aprobación de este préstamo en la pasada legislatura, comenta que los destinos quedaron especificados entre otras razones por:

Se analizó mucho por la serie de denuncias que existen de la USAC, se hizo el préstamo con la condición a que este se trasladara al área rural en donde no hay extensiones o donde no hay infraestructura mínima.

La excongresista señala que en la discusión se mencionó que esta casa de estudios debía suscribirse a los sistemas de rendición de cuentas y transparencia:

Muchas entidades han entendido que la autonomía implica discrecionalidad y no tiene nada que ver el uso de los fondos públicos con la autonomía, todo dinero público puede ser fiscalizado.

Valesca Contreras, representante estudiantil ante el Consejo Superior, señala que la propuesta de reformas del Paiz, no fue discutida por este cuerpo colegiado, pero sí se votó para que él pudiera presentarla. Ella se abstuvo:

Debería ser el Consejo quien apruebe las iniciativas de ley. No enviaron nunca el documento formal y no aparece en las actas ese punto. To por eso me abstuve en la votación porque no conocía el tema y muchas veces el Consejo hace eso, solo vota y no conoce de fondo.

Hoy está citado el rector con los jefes de bloque para explicar la modificación propuesta.