El servicio a domicilio se encuentra en la cúspide de la demanda de los comensales en estos días, derivado de del cierre de restaurantes por la cuarentena y el toque de queda. Ya no es por comodidad: es la única opción para comprar comida preparada.

Los teléfonos de restaurantes no paran de sonar, no todos tienen entrega en casa y deben apoyarse en terceros para que sus productos lleguen a sus clientes, pero en medio los miles de llamadas para pedir comida se oye a los repartidores de Glovo, la empresa transnacional de mensajería.

Los motoristas tienen una queja: la corporación -en medio de la crisis sanitaria y la alta demanda- redujo sus honorarios.

Ever González, uno de repartidores, cuenta que sus ingresos se han reducido casi a la mitad debido.

Glovo empezó con una base de Q7.89 y kilómetro recorrido de Q.1.50, además; nos daban Q.0.50 por minuto de espera cuando los restaurantes se tardaban mucho y decidieron quitar esa tarifa. Luego mandaron un correo donde decían que para seguir “ganando lo mismo” iba a ser otra dinámica: le iban a bajar a la base a Q4.00 y Q1.85 por kilómetro y el tiempo de espera de Q0.10 y que iban a haber unos “potencializadores” que son bonos a cada hora del día, pero estos son de Q0.10 y eso no es ganancia y eso ha provocado que haya bajado la mitad de la ganancia”

El repartidor se queja que con las condiciones de antes y con un desempeño de 12 horas al día, lograba sacar cada quincena, entre Q3 mil 500 y Q3 mil 800; sin embargo, con las nuevas disposiciones sus ingresos cayeron a Q2 mil o Q1 mil 800.

La compañía Glovo en un comunicado a través de su oficina de relaciones públicas con sede en Colombia, respondió a ConCriterio que:

“La empresa trabaja por el bienestar de los más de 1 mil repartidores asociados en el país, optimizando la plataforma para mantener sus ingresos y buscar oportunidades que permitan mejorarlos. Este pilar ha permitido que los usuarios repartidores vean incrementados sus ingresos por hora durante el último mes”.  Al plantear otras preguntas sobre las rebajas en los ingresos de sus trabajadores, respondieron que se limitaban a esa respuesta.

No obstante, se refirieron también al tema de la seguridad sanitaria:

“A nivel global, Glovo adquirió más de 1 mil kits de seguridad que incluyen tapabocas, desinfectante y guantes, para ser entregados a los usuarios repartidores inscritos en Guatemala. Estos kits ya fueron distribuidos en las ciudades del país”.

Ante esto, los afiliados de la trasnacional se sienten desmotivados, algunos han declinado continuar con el servicio, otros se han sumado a pequeños paros y hay quienes analizan sí continúan y más porque viene el invierno, una época difícil para los motoristas:

En los bonos de lluvia, hay que rogarlos que por favor paguen esos bonos, en invierno llueve 4 o 5 horas y ellos solo ponen una hora, entonces muchos lo que hacen es desactivarse y no recibimos los pedidos y ellos se enojan, pero no son conscientes.

Para ellos la situación que les ha afectado es que les toca ir a algunos supermercados y con la cuarentena deben hacer filas de hasta más de una hora. De sus ganancias ellos deben costear: gasolina, depreciación de motocicleta, celular e internet.

Y mientras tanto en esta crisis en lo público se requieren cientos de mensajeros: el contratante es el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) que requiere los servicios de mensajería para la entrega de 395 mil 667 envíos de medicamentos a pacientes que durante el aislamiento no pueden llegar a las sedes del IGSS, los contratos son para un periodo de seis meses.

Noticias IGSS on Twitter

CONVOCATORIA | El #IGSS convoca a ofertar: Servicio de courier de medicamentos para el área metropolitana, NOG 12361623 Más información en el siguiente enlace ► https://t.co/QyuNK8HrqS Recepción de ofertas el 7 de abril de 2020, de 8:00 a 10:00 horas.