Hoy será reabierta la Ruta Nacional 14, destruida por el material piroclástico que el 3 de junio lanzó el volcán de Fuego, cuando tuvo una de las erupciones más violentas de los últimos 50 años.

La Ruta fue finalizada 77 días después de la tragedia, pero su construcción se hizo sobre muerte y riesgo:

“Es un trabajo hecho a la carrera y que para poder lograrlo han sacrificado la paz mental de todos los habitantes”. Es la voz de Sofía Letona, integrante del movimiento Antigua al Rescate, sus palabras ç surgen luego de que la maquinaria utilizada para la reposición de la ruta se llevó consigo restos de víctimas.

Cuando han sacado el material han sacado restos de cuerpos, la primera vez sacaron material de Los Lotes y lo fueron a tirar a lo orilla del río y habían 4 cuerpos. Luego otro día dejaron restos humanos a media carretera. Ese es el malestar de Letona.

A partir de hoy la Ciudad de Antigua Guatemala y la Costa Sur del País volverán a estar conectas pero según la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), la RN14 será una ruta en permanente riesgo, algo que se advirtió luego de la erupción del pasado 3 de junio, así lo explicó, David de León, vocero de la institución:

Nosotros, como Secretaría Ejecutiva de Conred, consideramos que se debe tener un monitoreo específico ya que el volcán generó más de 22 millones de metros cúbicos de material, lo que significa que todo ese material está depositado en las barrancas del Jute y Las Lajas y eso va a descender con las lluvias y no precisamente este año. Entonces si la ruta es habilitada, es necesario mantener un cordón de seguridad para cuando haya lluvias pedir que se cierre el paso en ese sector.

Conred advierte que la carretera es de permanente riesgo.

Para los pobladores afectados lo más importante es la recuperación de los cuerpos de sus familiares. En la Conred se ha instalado una “mesa de exhumaciones”, en la cual la Fundación de Antropología Forense de Guatemala (FAFG) ha presentado un plan para excavar el área y recuperar los restos humanos.

La inhumación de los cuerpos puede costar al Estado entre  Q9.5 millones y de contar con los fondos la FAFG podría iniciar trabajos en septiembre o noviembre y con una duración de 6 meses.

Fredy Peccerelli, Director de la FAG:

El rubro más caro es el alquiler de equipo, máquinas excavadoras con palas planas por almenos 8 horas al día, pero se debe también tomar en cuenta que nuestro trabajo no solo incluirá la recuperación de los cuerpos, entrevistas a los familiares, hacer análisis genéticos y apoyar al INACIF en la identificación de los cuerpos.

Peccerelli considera importante que las autoridades hagan un balance entre la reconstrucción y recuperación de los cuerpos para que no existan malinterpretaciones:

 “La Organización Panamericana de la Salud dice que el trato que se les dé a los cuerpos en estas emergencias, repercutirá en sus familiares y entonces hasta que se haga todo lo posible por recuperar los cuerpos las familias no descansarán. Es una necesidad humana, todos queremos despedirnos de nuestros seres de una manera digna”

La tragedia del volcán dejó 1.7millones de afectados, 169 muertos, 256 desaparecidos, 3 mil 216 albergados, y la RN14 destruida, la cual 77 días después vuelve a habilitarse.