La Contraloría General de Cuentas ordenó devolver los Q358 mil que la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS) erogó en la compra de artículos personales para el Presidente de la República Jimmy Morales, pero esta fue la respuesta del jefe de la SAAS, Orlando Ramírez:

“No se va a proceder a la devolución del dinero hasta que hayamos sido escuchados y nos hayan presentado sus argumentos del porqué es que dicen que infringimos la ley”

El tiempo empezó a correr y la SAAS tiene 15 días hábiles para devolver el dinero o presentar su argumentación jurídica, de lo contrario explica el subcontralor del gasto de la Contraloría General, Cesar Elías, se iniciará otro proceso.

“De no aceptarla, los auditores tendrán que interponer la demanda al Organismo Judicial. El propósito de la demanda es que un juez ordene el reintegro. La ley exige que se agote la vía administrativa y después se procederá de con ese paso”

¿Quién deberá pagar los gustos personales del Jimmy Morales en caso de que el fallo inicial de la Contraloría General se sostenga?, No es el presidente Morales quien debrá erogar el dinero erogado para pagar sus lentes Carolina Herrera, ni los tennis ni los boletos de cine. Cesar Elías Explica el porqué.

“Lo que ocurre es que la ley Orgánica del Presupuesto en su artículo 29 dice que los responsables del manejo de los ingresos y egresos de las entidades son las autoridades superiores y en este caso la autoridad superior es el Secretario”

Los responsables según la Contraloría General de Cuentas por el gasto de dinero del Estado para aspectos personales del presidente son 15 personas,entre ellos el jefe de la SAAS, Orlando Ramírez. Pero Ramírez asegura que puede salir bien librado de esta situación.

“Casi estoy cien por ciento seguro que podríamos desvanecer los hallazgos con argumentos reales”

Hay una explicación para ello y la diputada Nineth Montenegro, quien fiscalizó esos gastos cree conocerla:

“El problema está en los reglamentos. La ley dice que la SAAS además de garantizar la seguridad del presidente, se encarga de la compra y elaboración de los alimentos. Pero cuando se va al reglamento, hay una serie de abusos y excesos porque el reglamento lo elabora la SAAS y se encuentra con que tienen 33 departamentos, 3 subsecretarías, una dirección, 9 subdirecciones y tienen una dirección encargada de recamara que es el que se dedica a imprevistos para la compra de artículos personales”

Dicho de otra manera, si esa explicación es acogida por la Contraloría General, lo más seguro es que los guatemaltecos paguen los gastos más personales del Presidente: como las mentitas para el aliento o sus tennis.

La bancada de Encuentro por Guatemala busca corregir la situación y presentó el viernes una iniciativa de ley para prohibir que la SAAS elabore sus propios reglamentos y que, en cambio, lo haga con el acompañamiento de la Contraloría General de Cuentas.

“Si la justicia se quita la venda, vamos a entender que la ley es superior a un simple reglamento y que ese reglamento deviene incluso inconstitucional porque violenta la ley de la SAAS”

“Quien gozó fue el presidente y quien debería pagar eso fue el presidente”

“La contraloría tiene que verificar que no hubo calidad del gasto”

Escuche la nota aquí