Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Son 23 comunidades de San Mateo Ixtatán, un municipio del departamento de Huehuetenango, las que intentan  poner fin a cuatro años de conflictividad y resistencia a un proyecto hidroeléctrico en la comunidad de Ixquisis, en el límite con la Franja Transversal del Norte.

Los problemas empezaron en 2009, cuando a través de una consulta comunitaria, los pobladores  negaron a la empresa operar en el municipio. La hidroeléctrica, sin embrgo, tuvo el apoyo de las autoridades de turno y arrancó su funcionamiento. Y desde hace 4 años un grupo de pobladores resiste contra la empresa, las acciones han desatado violencia e incluso se cuentan 2 personas asesinadas.

Aunque el foco de conflictividad persiste, el gobierno central, local y la empresa empezaron en 2017 acercamientos con las comunidades para establecer soluciones y compromisos para concluir el conflicto.

Y aunque las comunidades se encaminan hacia esa resolución, aún se marca la resistencia: Santiago González, uno de los representantes de los comunitarios de San Mateo Ixtatán, contó que los opositores mantienen bloqueos en la Franja Transversal del Norte, donde realizan cobros ilegales por el derecho a paso en esa vía:

Hasta este momento hay un conflicto, continúa el puesto de “extorsión”. Estas personas fueron quienes quemaron la maquinaria anteriormente, lamentablemente hemos sufrido muchas amenazas. Esperamos que los gobiernos asuman su responsabilidad, que no nos abandonen porque por mucho tiempo hemos estado amenazados por este grupo ilegal.

Según los pobladores, son unas 70 personas quienes resisten y auqneu fueron convocados al diálogo, nunca integraron las mesas.

Monseñor Álvaro Ramazzini, Obispo de Huehuetenango, y uno de los firmantes de los compromisos, aplaudió el ejercicio para la resolución del conflicto, aunque el religioso reprocha a los detractores:

Que digan qué es lo que quieren, no solo decir que no quieren la hidroeléctrica y la Policía, que digan por qué y que analicen cuáles son las consecuencias de esta negativa que al final  no ayuda a nadie, nuestra perspectiva debe ser de gana-gana, pero con esa negatividad no se avanza.

San Mateo Ixtantán es uno de los municipios con prevalencia “muy alta” de desnutrición crónica en el país, según la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SESAN) 79 de cada 100 niños en edades de entre 7 y 10 años sufren déficit en estatura y peso, lo cual afecta su capacidad de aprendizaje y  posibilidades de desarrollo.

Guillermo Matta, representante de la Hidroeléctrica, Energía y Renovación comentó:

La firma de los compromisos  representa un camino hacía el desarrollo inclusivo con pertinencia cultural. Se empiezan a crear las condiciones para revertir la conflictividad en el área y acelerar el desarrollo sostenible e incluyente.

Agregó que esto permitirá la adaptación de todos los procesos a las características geográficas, ambientales, socioeconómicas, lingüísticas y culturales en cuanto a prácticas, valores y creencias.

Los firmantes se han comprometido a la contratación de 20 maestros para la estructura educativa existente, 19 enfermeras y 3 ambulancias que se suman a las áreas de  salud. Además, en el plano de infraestructura se tiene previsto  la rehabilitación de la red de carreteras terciarias del municipio y en seguridad la instalación de una sede policial.