El Organismo Judicial (OJ) busca al sucesor del controversial Roberto Mota Bonilla, exdirector de Seguridad, quien dimitió después de que un juzgado ordenó su captura acusado de violencia contra la mujer. Jueces y magistrados, así como otros trabajadores de ese organismo, denunciaron acoso y desconfianza hacia Roberto Mota Bonilla, a quien el presidente del OJ defendió y protegió hasta que la propio justicia fue en su busca.

El OJ se alista para contratar al nuevo director de seguridad mediante una convocatoria externa y las miradas los trabajadores judiciales se han puesto en el proceso. Mota Bonilla fue contratado sin que el OJ revelara las condiciones del proceso ni la convocatoria. Mario Siekavizza, vocero de la institución, enumeró los requerimientos:

Dentro de los requisitos específicos: graduado a nivel de licenciatura en Administración de la Seguridad Integral o en Ciencias Militares o Ciencias Jurídicas y Sociales, administrador de empresas o ingeniero industrial. De preferencia contar con maestría en Seguridad Pública, Criminalística o Criminología; tener por lo menos 5 años de experiencia en el cargo, manejo de personal.

Carmen Rosa de León Escribano, exintegrante del Consejo Asesor en Seguridad, opina aunque la selección del Director de Seguridad compete solo al Organismo Judicial, es necesario abrir el proceso y transparentarlo para generar certidumbre:

Dado que la selección que se hizo dañó la confianza de los jueces y se sintieron amenazados, debería contarse con una coordinación con juzgadores que presentaron la protesta para que satisfaga tanto a los magistrados desde el punto administrativo, como para quienes están en contacto directo con la persona que va supervisar los temas de seguridad. Se requiere una alta confianza, porque es muy vulnerable que una persona tenga o controle información dentro del OJ.

 Helmuth Amílcar Pérez Mejía asumió el 15 de marzo como jefe en funciones de la dirección de seguridad tras la renuncia de Mota Bonilla.